Medicamentos

CORGARETIC - Laboratorio Bristol M.s.

Laboratorio Bristol M.s. Medicamento / Fármaco CORGARETIC

Acción terapéutica.

Antianginoso. Antihipertensivo.

Propiedades.

El nadolol es un bloqueante no selectivo de los receptores betaadrenérgicos que compite con los agonistas betatanto por los receptores beta1, localizados principalmente en el músculo cardíaco, como por los beta2, ubicados mayormente en la musculatura vascular y bronquial. Inhibe los efectos cronotrópicos, inotrópicos y vasodilatadores de la estimulación betaadrenérgica. El nadolol no tiene actividad simpaticomimética intrínseca y, a diferencia de otros betabloqueantes, tiene un pequeño efecto depresor de la actividad del miocardio y carece de acción estabilizante de membrana. El nadolol disminuye la frecuencia sinusal y deprime la conducción auriculoventricular. Los mecanismos que median los efectos antihipertensivos no se han aclarado, aunque se estima que algunos factores relacionados serían: a) inhibición competitiva de acción de las catecolaminas en el nivel periférico, y b) supresión de la secreción de renina por bloqueo de los receptores betaadrenérgicos renales responsables de la liberación de renina. El promedio de absorción de nadolol, luego de la administración oral, es de 30%, valor que no se ve afectado por la presencia de alimentos. El nadolol no es metabolizado en el hígado y se excreta casi totalmente en forma inalterada en la orina. Se une en 30% a proteínas plasmáticas y su vida media es de 20 a 24 horas.

Indicaciones.

Angina de pecho: manejo de largo plazo. Hipertensión arterial: solo o en combinación con otros antihipertensivos, en especial diuréticos tiazídicos. Se lo ha usado en algunos casos en el tratamiento de arritmias, del sangrado inicial en cirrosis y como profilaxis de la migraña.

Dosificación.

La dosis debe ser individualizada. Angina de pecho: comenzar con 40mg una vez por día, que pueden aumentarse en forma gradual con incrementos de 40 a 80mg, a intervalos de 3 a 7 días, hasta obtener una respuesta adecuada o hasta que aparezca una bradicardia pronunciada. En algunos casos es necesario administrar entre 160 y 240mg diarios; sin embargo, la dosis habitual de mantenimiento es de 40 a 80mg. Hipertensión arterial: comenzar con 40mg una vez por día. Esta dosis puede aumentarse en forma gradual en 40 a 80mg a intervalos semanales, hasta obtener una respuesta adecuada. En la mayoría de los casos puede obtenerse una respuesta satisfactoria con menos de 240mg diarios. En ocasiones puede ser necesario administrar hasta 320mg diarios. La dosis debe ser ajustada en caso de falla renal como sigue: con clearance de creatinina (CC) mayor que 50ml/min/1,73m2, usar un intervalo de dosis de 24 horas, con CC entre 31 y 50ml/min/1,73m2, usar un intervalo de dosis de 24 a 36 horas; con CC entre 30 y 10ml/min/1,73m2, usar un intervalo de dosis de 24 a 48 horas, y con CC menor que 10ml/min/1,73m2, usar un intervalo de dosis de 40 a 60 horas.

Reacciones adversas.

Los efectos adversos han sido en su mayoría leves y transitorios, sin que se requiera la suspensión del tratamiento. Se ha observado bradicardia, falla cardíaca, hipotensión, mareos, fatiga, parestesia, sedación, cambios del comportamiento, broncospasmo, náusea, diarrea, indigestión, anorexia, flatulencia; boca, ojos y piel seca, trombosis arterial mesentérica, elevación de las enzimas hepáticas, agranulocitosis, púrpura trombocitopénica o no trombocitopénica.

Precauciones y advertencias.

Usar con precaución en pacientes con antecedentes de falla cardíaca, aunque estén bien compensados con diuréticos y digital; el uso prolongado en estos pacientes puede llevar a falla cardíaca. En casos de retiro brusco de la droga se ha observado exacerbación de la enfermedad cardíaca isquémica, por ello la supresión debe ser gradual, durante una o dos semanas, y efectuar monitoreo. Los pacientes con enfermedades broncospásticas no debieran recibir nadolol. El fármaco debiera retirarse con una o dos semanas de anticipación en los pacientes que serán sometidos a cirugía mayor. El nadolol puede ocultar los síntomas y signos premonitorios de la hipoglucemia (taquicardia y cambios en la presión arterial) en los pacientes diabéticos o hipoglucémicos. Administrar con precaución en pacientes con función renal alterada. No usar en mujeres embarazadas a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto (se han observado neonatos con bradicardia, hipoglucemia y síntomas asociados cuando las madres estaban recibiendo nadolol). Debiera suspenderse la lactación si la madre debe recibir nadolol. No se ha establecido la seguridad y eficacia en niños.

Interacciones.

Anestésicos (potenciación de la hipotensión); drogas antidiabéticas (hipoglucemia o hiperglucemia), ajustar la dosis; drogas que causan descenso de las catecolaminas (efectos aditivos); adrenalina: en el tratamiento de la anafilaxia, las dosis requeridas de ésta pueden ser mayores que lo habitual.

Contraindicaciones.

Asma bronquial, bradicardia sinusal, bloqueos de la conducción mayores que primer grado, shock cardiogénico y falla cardíaca abierta.

Sobredosificación.

El nadolol puede ser removido de la circulación por hemodiálisis. Comenzar por lavado gástrico y agregar otras medidas, de ser necesario: administración de atropina cuando hay bradicardia excesiva, administrar un glucósido digitálico en presencia de falla cardíaca, dar vasopresores para la hipotensión, administrar un agonista beta2y un derivado de la teofilina para el broncospasmo.

Sinónimos.

Bencidroflumetiazida. Bencilhidroflumetiazida. Bendrofluazida.

Acción terapéutica.

Diurético, antiurolitiásico y antihipertensivo.

Propiedades.

Es un diurético de la familia de las tiazidas y como tal actúa sobre el mecanismo tubular renal de absorción de electrólitos. Inhibe la reabsorción de sodio en el nefrón distal, aumenta la excreción urinaria de sodio y cloruro en niveles aproximadamente iguales, y aumenta también la excreción urinaria de potasio. Se utiliza como agente antihipertensivo, sin que el mecanismo de acción haya sido explicado todavía. La bendroflumetiazida no afecta la presión arterial normal, pero disminuye los valores elevados. En la administración crónica algunos pacientes desarrollan hipopotasemia, hiperuricemia e hiperglucemia; en pacientes edematosos puede observarse, en ocasiones, hiponatremia e hipocloremia. La excreción de bicarbonato es levemente aumentada por la bendroflumetiazida, pero no lo suficiente como para provocar un cambio en el pH urinario. Se absorbe con relativa rapidez luego de la administración oral. Su vida media normal es de 15 horas, el efecto diurético comienza a las 2 horas, el efecto máximo se obtiene a las 4 horas y su acción dura de 6 a 12 horas.

Indicaciones.

Tratamiento del síndrome nefrótico, glomerulonefritis aguda e insuficiencia renal crónica. Como coadyuvante en el tratamiento del edema asociado con insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática, tratamiento con corticoides y estrógenos. Hipertensión: como agente único o como coadyuvante.

Dosificación.

La dosis debe individualizarse en función de la respuesta del paciente. Adultos: como diurético, 5mg una vez al día, preferentemente en la mañana (dosis máxima inicial: 20mg/día en varias tomas); para mantenimiento se administra 2,5 a 5mg una vez al día; como antihipertensivo: 5 a 20mg/día; dosis de mantenimiento: 2,5 a 15mg/día. Si se logra controlar el cuadro del paciente con una administración alternada (día por medio), esto ayuda a reducir la incidencia y severidad de los efectos adversos sobre el equilibrio electrolítico. Niños: diurético inicial: oral, hasta 0,4mg por kg de peso corporal o 12mg por metro cuadrado de superficie corporal al día, como dosis única o en tomas diarias. Mantenimiento: oral, de 0,05 a 0,1mg por kg de peso corporal o de 1,5 a 3mg por metro cuadrado de superficie corporal una vez al día. Antihipertensivo: oral, de 0,05 a 0,4mg por kg de peso corporal o de 1,5 a 12mg por metro cuadrado de superficie corporal al día, como dosis única o en dos tomas diarias.

Reacciones adversas.

Puede causar exacerbación del lupus eritematoso sistémico. Arritmias, mareos, vértigo, constipación, hipotensión ortostática (agravada por alcohol, barbitúricos o narcóticos), náuseas, vómitos, ictericia (intrahepática colestásica), cansancio o debilidad no habituales. Rara vez se observan artralgias, dolor de garganta y fiebre, leucopenia, agranulocitosis, trombocitopenia, hemorragia o hematomas no habituales, anorexia.

Precauciones y advertencias.

El riesgo de hipopotasemia es elevado en quienes reciben bendroflumetiazida; si ésta se desarrolla, puede ser necesario suplementar la dieta con potasio. Deben observarse otros signos de desequilibrio electrolítico. Puede aumentar la glucemia en los diabéticos y aparecer fotosensibilidad. La hipotensión y la hipopotasemia son más frecuentes en las personas de edad avanzada. La bendroflumetiazida atraviesa la placenta y puede producir efectos adversos no teratogénicos (ictericia fetal o neonatal, trombocitopenia y efectos similares a los observados en adultos) sobre el feto, por lo que deberá evaluarse la relación riesgo-beneficio en las mujeres embarazadas; además, al no existir pruebas concluyentes de teratogenia se recomienda no usar en estas mujeres a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. El amamantamiento se suspenderá. La seguridad y efectividad en niños no ha sido establecida.

Interacciones.

Alcohol, barbitúricos y narcóticos: en ocasiones se verifica potenciación de la hipotensión ortostática. Anticoagulantes orales, antiuricémicos (gota): la bendroflumetiazida puede reducir su efecto, por lo que podría requerirse ajuste de la dosis de estos agentes. Los corticoides, la ACTH y la amfotericina B pueden disminuir los efectos natriuréticos y diuréticos e intensificar el desequilibrio electrolítico. La hipopotasemia puede producir un aumento de la sensibilidad a los glucósidos, tanto en sus efectos farmacológicos como tóxicos. Litio: reducción de la eliminación renal de litio. La bendroflumetiazida puede incrementar la respuesta a la tubocurarina. Los requerimientos de insulina pueden incrementarse en los diabéticos. La bendroflumetiazida potencia los efectos de las drogas bloqueantes adrenérgicas ganglionares y periféricas. Bloqueantes neuromusculares: son potenciados. Otros antihipertensivos: ajuste de dosis, debido a la potenciación de efectos. Colestiramina, colestipol: disminuyen la biodisponibilidad de la bendroflumetiazida, por lo que deben tomarse una hora después o seis horas antes que ésta. Diazóxido: potencia los efectos hiperglucemiantes, hiperuricémicos y antihipertensivos. Metenamina: disminuye su efecto frente a la bendroflumetiazida, se debe ajustar la dosis.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad a la bendroflumetiazida y a drogas derivadas de las sulfonamidas. Deberá evaluarse la relación riesgo-beneficio en presencia de anuria o disfunción renal severa, diabetes mellitus, gota, antecedentes de hiperuricemia, antecedentes de lupus eritematoso, pancreatitis, hipercalcemia.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con CORGARETIC .

4