Medicamentos

SAFITAL - Laboratorio Silanes

Laboratorio Silanes Medicamento / Fármaco SAFITAL

Denominación genérica: Bezafibrato.

Forma farmacéutica y formulación: Cada tableta contiene: Bezafibrato 200 mg, excipiente cbp 1 tableta.

Indicaciones terapéuticas: SAFITAL* está indicado en: Hiperlipoproteinemias primarias tipo IIa, IIb, III, IV y V (de acuerdo a la clasificación de Fredrickson) cuando las medidas higiénico-dietéticas fallan en el control del incremento lípido. SAFITAL* disminuye las LDL, VLDL y aumenta las HDL. Hiperlipoproteinemias secundarias como las causadas por Diabetes mellitus. En estas hipertrigliceridemias cuando no se logra su control con las medidas higiénico dietéticas, el empleo de SAFITAL*, proporciona una disminución de los triglicéridos, así como las VLDL e incrementando las HDL. En pacientes cardiovasculares, mejora el perfil lípidico (disminuye LDL, VLDL y aumenta HDL) a la vez que reduce los niveles altos de fibrinógeno plasmático, logrando con ello una reducción en la viscosidad del plasma y de la sangre, a la vez que inhibe la agregación plaquetaria.

Farmacocinética y farmacodinamia: SAFITAL* es absorbido rápidamente y completamente a nivel del tracto digestivo. Biodisponibilidad 100%. La máxima concentración plasmática después de una dosis de 400 mg es de 14.3 mcg/ml y se alcanza después de 2 horas postadministración por vía oral. Se liga a las proteínas en un 95%. Su volumen de distribución es de 17 litros. El bezafibrato es transformado, en el hígado, en metabolitos glucurónidos e hidróxidos, de los cuales se desconoce si son activos. Son eliminados por vía renal en aproximadamente 95% y por heces en 2% de una dosis en 24 horas. Su vida media de eliminación es de aproximadamente 2 hrs. SAFITAL* reduce el colesterol total plasmático, así como los niveles altos de triglicéridos, aunado a una disminución de la síntesis de LDL y VLDL e incremento de las HDL, esto debido a que el bezafibrato estimula la actividad de la lipoproteín lipasa, así como la lipasa hepática. La respuesta inicial en la hiperlipidemia se observa alrededor de 1-2 meses post-tratamiento, aún cuando las elevaciones de HDL generalmente empiezan a ser significativas a los 3-6 meses.

Contraindicaciones: Enfermedades hepáticas (con excepción de hígado graso, el cual frecuentemente se acompaña de hipertrigliceridemia). Enfermedades de la vesícula biliar con y sin colelitiasis (por la posibilidad de hepatopatía concomitante). Los pacientes con trastornos de la función renal (depuración de creatinina < 60 ml/min) requieren de una dosificación especial de SAFITAL* de 200 mg (ver dosificación). El tratamiento a niños con bezafibrato, debe ser considerado muy cuidadosamente.

Precauciones generales: En pacientes con disfunción renal conocida, debe ajustarse la dosis y realizar monitoreo estrecho de la función renal, niveles de CPK, debilidad muscular o calambres, para evitar el desarrollo de miopatías o hasta rabdomiólisis en casos extremos. Aquellos pacientes con insuficiencia renal crónica pueden empeorar su condición. Debe ser administrado con precaución a pacientes de edad avanzada, así como con insuficiencia hepática. Extremar las precauciones si se administran fibratos en conjunto con estatinas, ya que se puede incrementar el riesgo de miopatía. De requerirse su coadministración, se recomienda vigilar estrechamente signos como dolor muscular, debilidad o sensibilidad, así como monitorear los niveles de CPK. Suspender la medicación si se sospecha o diagnostica miopatía o rabdomiólisis.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: El bezafibrato está contraindicado durante el embarazo y la lactancia.

Reacciones secundarias y adversas: Pueden presentarse síntomas gastrointestinales (hasta en un 13%), como son náusea, vómito, pérdida del apetito, sensación de plenitud gástrica, dolor abdominal y gástrico. Sin embargo, por lo regular son transitorios y no requieren ajuste de dosificación. Alrededor de 2-5% de los casos de efectos adversos GI requieren abandonar el tratamiento. Ocasionalmente, hay rash, dermatitis, exantema, prurito o urticaria. Se ha observado, en casos aislados, incremento de transaminasas. El tratamiento con bezafibrato se ha asociado con incremento en la saturación de colesterol biliar, por lo que se ha pensado que puede incrementar la posibilidad de litiasis, sin embargo, no se ha confirmado este supuesto. Frecuentemente, hay aumento leve de la creatinina sérica. En pacientes con disfunción renal conocida, debe hacerse un ajuste de dosis para evitar el desarrollo de miopatías (hasta rabdomiólisis en casos extremos). Puede haber dolor muscular, debilidad y calambres acompañados por una elevación en la CPK. Los casos aislados de daño muscular severo (rabdomiólisis) han resultado de una sobredosis de bezafibrato, frecuentemente en pacientes con daño renal preexistente. En forma aislada se han reportado reacciones de hipersensibilidad, reducción de los índices hematológicos como hemoglobina, leucocitos y plaquetas (sin trascendencia clínica). Se ha observado cefalea, mareo e insomnio que requirió suspender la terapia en menos del 1% de los casos. Leve hiperprolactinemia (se desconoce si contribuye a los casos reportados de reducción de la libido). En pacientes hombres tratados con fibratos se ha observado una tendencia al incremento de impotencia (12% vs 6% en sujetos control), sin embargo se requieren estudios clínicos controlados para corroborar estos resultados. En general los efectos colaterales desaparecen rápidamente con la suspensión del tratamiento.

Interacciones medicamentosas y de otro género: El bezafibrato puede potencializar la acción de anticoagulantes (cumarina, femprocumón). Por esta razón las dosis de anticoagulantes deben ser reducida entre 30 y 50% al inicio del tratamiento con bezafibrato y reajustarse después de determinaciones del tiempo de coagulación. La acción de las sulfonilureas y la insulina puede ser potencializada por el bezafibrato. Esto puede ser explicado por una mejoría en la utilización de la glucosa con ahorro simultáneo de insulina. Hasta la fecha no ha sido observada hipoglucemia. Los estrógenos pueden llevar a una elevación de los niveles de lípidos. Por lo tanto, en pacientes hiperlipidémicos que están tomando estrógenos, la prescripción de bezafibrato debe ser cuidadosamente considerada para cada caso. Cuando el bezafibrato es usado concomitantemente con colestiramina, se deberá mantener un intervalo de 2 horas entre la toma de ambos medicamentos. Debido a que la absorción de bezafibrato se disminuye hasta en 50% por la colestiramina, perhexilindrogenmaleato o inhibidores de la monoaminoxidasa, no deben ser administrados junto con el bezafibrato. La administración concomitante de fibratos con inhibidores de la HMG-CoA reductasa como las estatinas (atorvastatina, cerivastatina, pravastatina, simvastatina, etc), puede incrementar el riesgo de miopatía.

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: La administración de bezafibrato produce una reducción de la actividad de la fosfatasa alcalina que puede usarse como indicador del cumplimiento del paciente en la toma del medicamento. Puede encontrarse también elevación de la CPK (creatín fosfokinasa), asociada con mioglobinuria, rabdomiólisis y falla aguda renal. En tratamientos a largo plazo con bezafibrato, frecuentemente se detectan disminuciones en las enzimas hepáticas (fosfatasa alcalina, gamma-glutamil-transferasa, alanin-transferasa).

Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: La administración de bezafibrato no conlleva un incremento en el potencial carcinogénico general específico. No hay evidencia de que el bezafibrato produzca cambios mutagénicos. La dosis embriotóxicas en conejos se encontró por arriba de 150 mg/kg/día. No se observaron efectos teratogénicos a dosis de hasta 300 mg/kg.

Dosis y vía de administración: SAFITAL* se administra por vía oral. La dosis recomendada es de 1 tableta 3 veces al día, esta dosis podrá ser reducida en casos de una buena respuesta terapéutica, hasta 1 tableta al día. En pacientes con deterioro en la función renal la dosis debe ser ajustada de acuerdo al siguiente esquema. Depuración de creatinina entre 60 y 40 ml/min, 2 tabletas de SAFITAL* de 200 mg al día (una tableta 2 veces al día). Depuración de creatinina entre 40 y 15 ml/min, una tableta diariamente. Depuración de creatinina de menos de 15 ml/min a pacientes en tratamiento con diálisis una tableta cada 3erdía.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Se desconoce el cuadro clínico específico de la intoxicación por bezafibrato; se requiere terapia sintomática de apoyo. No existe un antídoto específico. El bezafibrato no es dializable. En el raro caso de una rabdomiólisis (la mayoría en pacientes con función renal deteriorada), debe suspenderse la administración de bezafibrato y monitorear cuidadosamente la función renal.

Presentación(es): Caja con 30 tabletas de 200 mg.

Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se administre durante el embarazo y lactancia.

Nombre y domicilio del laboratorio: Laboratorios SILANES S.A DE C.V. Eje 3 Norte. No. 200 Esq. Prolongación 6 Norte. Parque Industrial Toluca 2000. Km 52.8 Carretera Toluca - Naucalpan. C.P. 50200 Toluca, Edo. de México. *Marca Registrada.

Número de registro del medicamento: 239M89 SSA-IV.

Clave de IPPA: HEAR 07350122740009/RM 2007.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con SAFITAL .

3