Medicamentos

TRIXILEM - Laboratorio Teva

Laboratorio Teva Medicamento / Fármaco TRIXILEM

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas, solución inyectable y liofilizado. Cada tableta contiene: metotrexato 2,5 mg. Cada frasco ámpula contiene: metotrexato 5 mg/2 ml, 50 mg/2 ml, 500 mg/20 ml y 1.000 mg/40 ml. Cada frasco ámpula contiene: metotrexato 50 mg y 500 mg.

Indicaciones terapéuticas: TRIXILEM®(metotrexato) está indicado solo o en combinación con otras drogas, en la terapia de mantenimiento de diferentes afecciones neoplásicas como leucemias linfoblásticas agudas, leucemias meníngeas, coriocarcicoma, tumores linfoblásticos, linfosarcomas, linfoma de Burkitt, sarcoma osteogénico y tumores de vejiga, cerebro, mama, cervix, cabeza y cuello, pulmón, ovario y testículo. TRIXILEM®(metotrexato) se ha utilizado en afecciones reumáticas y micosis fungoides.

Farmacocinética y farmacodinamia: Cuando se administra por vía oral a dosis baja (menos de 25 mg/m2) TRIXILEM®(metotrexato) se absorbe más lentamente, las máximas concentraciones se obtienen en 1 o 2 horas. También se absorbe bien y rápidamente después de una inyección intramuscular alcanzando los máximos niveles plasmáticos en 30 a 60 minutos después de la administración. TRIXILEM®(metotrexato) se distribuye en los tejidos y en los líquidos extracelulares y su vida media de eliminación es de 8 a 15 horas después de la administración parenteral y de 8 a 10 horas después de la administración oral. Su concentración y la duración de la exposición a las células son factores determinantes de la citotoxicidad. La mitad de la dosis administrada se liga a las proteínas plasmáticas y el 50%-90% se elimina inalterada por la orina dentro de 24 horas. TRIXILEM®(metotrexato) se acumula en hígado y riñones y su eliminación total es muy lenta porque persiste en hígado y riñones por semanas. Metotrexato no pasa la barrera hematoencefálica (excepto a dosis superiores a 1 g/m2por vía intravenosa), pasa a la placenta y en mínimas cantidades se encuentra en la leche.

Contraindicaciones: TRIXILEM®(metotrexato) está contraindicado en embarazo y disfunciones hepáticas y/o renales.

Precauciones generales: Debe seguir cuidadosamente las instrucciones de su médico sobre qué dosis tomar del medicamento y cómo administrarlo. Este medicamento debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: depresión de la médula ósea (bajo número de las células sanguíneas), infecciones, úlcera gastroduodenal, colitis ulcerosa, presencia de úlceras en la boca o los labios, diarrea, deshidratación, debilidad, enfermedad del hígado o del riñón o antecedentes de gota o de cálculos renales. Se recomienda tomar una abundante cantidad de líquido mientras esté tomando este medicamento para evitar la formación de cálculos renales. Consulte a su médico inmediatamente si presenta náuseas, vómitos, diarrea, pérdida de apetito, pérdida de pelo, fiebre, tos, hemorragias o hematomas. El metotrexato puede causar náuseas y vómitos. No deje de tomar el medicamento sin consultar con su médico aunque se encuentre mal. Mientras tome este medicamento su médico le realizará periódicamente análisis de sangre para controlar la evolución del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos. No se ponga ninguna vacuna mientras esté tomando metotrexato sin consultar antes con su médico. Evite el contacto con personas que han recibido recientemente la vacuna oral de la polio ya que el virus de la polio podría transmitirse con la tos. Evite las bebidas alcohólicas durante el tratamiento con metotrexato. Informe a su médico, farmacéutico o dentista de que está tomando este medicamento. El ácido fólico neutraliza los efectos tóxicos que el metotrexato provoca en las células sanguíneas. Toxicidad de órganos y sistemas: gastrointestinal:si aparece vómito, diarrea o estomatitis resultando en deshidratación, debe interrumpirse el metotrexato hasta que el paciente se haya recuperado. Hematológica:el metotrexato puede suprimir la hematopoyesis y causar anemia, leucopenia y/o trombocitopenia. Debe administrarse con precaución a pacientes con tumores malignos y disfunción hematopoyética preexistente. En el tratamiento de enfermedades neoplásicas, el metotrexato debe continuarse sólo si el beneficio potencial supera el riesgo de mielosupresión severa. En psoriasis y artritis reumatoide, metotrexato debe interrumpirse inmediatamente si existe una disminución significativa de las cuentas de las células sanguíneas. Hepática:el metotrexato tiene potencial para hepatitis aguda y hepatotoxicidad crónica (fibrosis y cirrosis). La toxicidad crónica puede ser potencialmente mortal, generalmente sobreviene después de su uso prolongado (comúnmente, de 2 años o más), y después de una dosis acumulativa total de por lo menos 1,5 g. En estudios en pacientes psoriásicos, la hepatotoxicidad parece estar en función de la dosis acumulada total y parece incrementarse con el alcoholismo, obesidad, diabetes y edad avanzada. Se observan frecuentemente anormalidades de las pruebas de funcionamiento hepático, después de la administración de metotrexato y generalmente no son razón para modificación del tratamiento. Las anormalidades hepáticas persistentes, y/o disminución de la albúmina sérica pueden ser indicadores de toxicidad hepática grave. En psoriasis las pruebas de daño hepático y función hepática, incluida la albúmina sérica y tiempo de protrombina deben realizarse varias veces antes de iniciar el medicamento. Las pruebas funcionales hepáticas son frecuentemente normales durante la evolución de la fibrosis y cirrosis. Estas lesiones pueden ser detectadas solamente por biopsia. Es recomendable obtener una biopsia hepática: 1) antes de iniciar el tratamiento o poco tiempo después de iniciado (2-4 meses), 2) cuando la dosis acumulada total llegue a 1,5 g y 3) después de cada adición de 1,0 a 1,5 g. En caso de fibrosis moderada o cualquier grado de cirrosis interrumpir el medicamento, al tiempo que fibrosis moderada indica normalmente la necesidad de repetir la biopsia al cabo de 6 meses. Anormalidades histológicas más leves, como los cambios grasos y la inflamación portal de grado bajo, son relativamente comunes antes de iniciar el tratamiento. Aunque estos cambios moderados no es usual que justifiquen evitar o interrumpir la administración del metotrexato, sí precisan usar ese medicamento con cautela. En artritis reumatoide, la edad al momento de utilizar metotrexato por primera vez y la duración de la terapia, han sido reportadas como factores de riesgo para hepatotoxicidad. Las anormalidades persistentes en las pruebas de funcionamiento hepático pueden preceder a la aparición de fibrosis o cirrosis en la población reumatoide. Las pruebas de función hepática deben realizarse al inicio y en intervalos de 4 a 8 semanas en pacientes con artritis reumatoide que reciben metotrexato. En pacientes con antecedentes de ingesta excesiva del alcohol, anormalidades persistentes en la línea basal de valores de pruebas de función hepática o con hepatitis B crónica o hepatitis C, se debe realizar una biopsia hepática antes del tratamiento. Durante la terapia, las biopsias hepáticas deben realizarse si existen anormalidades persistentes de las pruebas de función hepática o si hay un decremento en la albúmina sérica por debajo de los rangos normales (en artritis reumatoide bien controlada). Si los resultados de la biopsia hepática muestran cambios leves (grados I, II, IIIa de Roenigk) el metotrexato puede continuarse y el pacientes ser monitoreado según las recomendaciones listadas. El metotrexato debe continuarse en cualquier paciente con anormalidades permanentes en las pruebas de función hepática y que se niegue a una biopsia o en pacientes cuyas biopsias hepáticas muestren cambios moderados a severos (Roenigk grados III o IV). Infecciones y estado inmunitario:el metotrexato debe utilizarse con extrema precaución en presencia de infecciones activas y está contraindicado por lo general en los que tienen signos clínicos o de laboratorio de síndromes de inmunodeficiencia. Inmunización:las inmunizaciones pueden no ser efectivas cuando se administran durante el tratamiento con metotrexato. No se recomienda inmunización con vacunas de virus vivos. Se ha informado de vacuna diseminada después de la inmunización contra la viruela en pacientes que recibían tratamiento con metotrexato. Infección:infecciones oportunistas potencialmente fatales, incluida la neumonía por Pneumocystiscarinii, puede ocurrir en la terapia con metotrexato. Cuando un paciente presenta síntomas pulmonares, la posibilidad de neumonía porpneumocystis cariniidebe ser considerada. Neurológica:hay informes de leuco-encefalopatía después de la administración intravenosa de metotrexato a pacientes que habían recibido irradiación cráneo-espiral. Se ha reportado neurotixicidad grave, frecuentemente manifestada como convulsiones generalizadas o tocadles con incremento inesperado de frecuencia en pacientes pediátricos con leucemia linfoblástica aguda que fueron, tatados con dosis intermedia de metotrexato (1 g/m2). Los pacientes sintomáticos presentaron leucoencefalopatía y/o calcificaciones microangiopáticas en los estudios diagnósticos de imagen. La leucoencefalopatía crónica también se ha reportado en pacientes que recibieron repetidas dosis altas de metotrexato con rescate con leucovorin aún sin irradiación de cráneo. La descontinuación del metotrexato no siempre resulta en recuperación completa. Se ha observado un síndrome neurológico agudo transitorio en pacientes tratados con dosis altas de metotrexato. Entre las manifestaciones de este síndrome se pueden incluir comportamiento anormal, signos sensomotores focales y reflejos anormales. La causa exacta se desconoce. Después del uso intratecal del metotrexato, puede clasificarse de la manera siguiente la toxicidad que sobre el sistema nervioso central (SNC) llega a ocurrir: aracnoiditis aguda química manifestada por cefalea, dorsalgia, rigidez de la nuca y fiebre; mielopatía subaguda caracterizada por paraparesia/paraplejía con afección de una o más raíces espinales; y leucoencefalopatía crónica manifestadas por ejemplo, confusión, irritabilidad, somnolencia, ataxia, demencia, convulsiones y coma. Esta toxicidad del SNC puede ser progresiva y fatal. Existe evidencia de que el uso combinado de metotrexato intratecal e irradiación craneal, incrementa la incidencia de leucoencefalopatía. Después de la administración intratecal de metotrexato los signos de neurotoxicidad (irritación meníngea, paresias transitorias o permanentes, encefalopatía) deben ser monitoreados. Pulmonar:los síntomas pulmonares (por ejemplo, la tos seca sin producción de secreciones, fiebre, dolor torácico, disnea, hipoxemia e infiltrados en radiografía de tórax, o neumonitis no específica) que ocurren durante el tratamiento con metotrexato pueden ser posibles indicadores de lesiones potencialmente peligrosas y precisan la interrupción del tratamiento e investigación minuciosa. Las lesiones pulmonares pueden ocurrir con cualquier dosis. Las infecciones deben ser excluidas. Renal:las dosis altas de metotrexato utilizadas en el tratamiento de osteosarcoma puede causar daño renal llevando a fallo renal agudo. Se recomienda la atención estrecha a la función renal, que incluya hidratación adecuada, alcalinización de la orina y medición de las concentraciones séricas de metotrexato y función renal. Piel:se ha reportado reacciones dermatológicas graves, ocasionalmente fatales, incluyendo necrólisis tóxica epidérmica (síndrome de Lyell), síndrome de Stevens-Johnson, y eritema multiforme durante la administración por días de metotrexato oral, intramuscular, intravenoso o intratecal. Las lesiones psoriásicas pueden agravarse con la exposición a la luz ultravioleta. La dermatitis por radiación o el eritema solar pueden reaparecer con el uso de metotrexato.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se debe administrar TRIXILEM®(metotrexato) durante el embarazo y la lactancia. Se debe evitar el embarazo durante un período mínimo de tres meses después de recibir el tratamiento con metotrexato.

Reacciones secundarias y adversas: Las reacciones secundarias más frecuentes descritas son:anorexia, náusea, vómito, diarrea, estomatitis, supresión de la médula ósea, megaloblastosis, hepatoxicidad, alopecia, exantema cutáneo, gastritis, hemorragia, osteoporosis. Se han reportado también alteraciones pulmonares incluyendo neumonitis interstical y daño renal. Pueden presentarse alteraciones de las espermatogénesis, ovogénesis y reacciones neurotóxicas.

Interacciones medicamentosas y de otro género: La acción de TRIXILEM®(metotrexato) es potenciada por la administración concomitante de salicilatos, sulfonamidas, cloranfenicol, tetraciclina, fenilbutazona, fenitoina y ácido aminobenxoico aumentando su toxicidad. El ácido polínico neutraliza los efectos tóxicos inmediatos del TRIXILEM®(metotrexato) sobre la médula ósea.

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Alteraciones transitorias de las pruebas de funcionamiento hepático se encuentran con cierta frecuencia después de la administración de metotrexato sin que esto signifique necesidad de modificar la terapia. La persistencia de estas alteraciones y/o la disminución de la albumina sérica puede ser indicio de una grave toxicidad hepática.

Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: TRIXILEM®(metotrexato) ha demostrado en estudios en animales, tener efecto carcinogénico y embriotóxico; también en humanos se han visto alteraciones de la fertilidad con oligospermia y disfunción menstrual, durante y por corto período después de terminar el tratamiento.

Dosis y vía de administración: TRIXILEM®(metotrexato) puede administrarse por vía oral, intravenosa, intramuscular e intratecal, las dosis y los esquemas empleados varían mucho y se necesitan ajustar a la toxicidad de la médula ósea o de otro tipo. En tratamientos orales prolongados, la dosis es de 2,5 a 10 mg/día por períodos de semanas o meses. En tratamiento oral intermitente:10 a 25 mg/día por 4 a 8 días con 7 a 10 días de reposo o también 20 mg/m2por semana o la misma dosis repartida en 2 veces por semana. Por vía intravenosa a dosis bajas o moderadas:20 a 40 mg/m2en combinación con otros citotóxicos o 60 a 100 mg/m2si se usa solo. Por vía intravenosa a dosis intermedias o altas:de 100 mg a 10/m2cada 2 a 3 semanas con rescate de ácido folínico administrado 10 mg/m2por dosis. Por vía intratecal:0,2 a 0,5 mg/kg (10mg/m2con máximo de 15 mg) por dosis a intervalos de 2 a 5 días dependiendo de la duración del protocolo utilizado. La dosis de TRIXILEM®(metotrexato) debe reducirse en forma proporcional a la disminución de la depuración de creatinina y no se tiene que administrar altas dosis a pacientes con alteraciones de la función renal.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En caso de sobredosificación se indica la administración lo más pronto posible de ácido folínico para contrarrestar la toxicidad del TRIXILEM®(metotrexato). En caso de sobredosificación masiva es necesario la alcalinización de la orina para prevenir la precipitación del metotrexato o de sus metabolismos en los túbulos renales.

Presentación(es): Caja con 50 tabletas con 2,5 mg de metotrexato. Caja con un frasco ámpula con 5, 50, 500 o 1.000 mg de metotrexato en solución inyectable. Caja con un frasco ámpula con 50 o 500 mg de metotrexato en liofilizado.

Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

Leyendas de protección: Este medicamento deberá ser administrado únicamente por médicos especialistas en oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Medicamento de alto riesgo.

Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Lemery, S.A. de C.V. Mártires de Río Blanco No. 54 Col. Huichapan, México, D. F., 16030.

Número de registro del medicamento: 160M91 SSA IV. 217M91 SSA IV. 167M91 SSA IV.

Clave de IPPA: EEAR-04361202846/RM2004

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con TRIXILEM .

2