Medicamentos

DORMICUM - Laboratorio Roche

Laboratorio Roche Medicamento / Fármaco DORMICUM

Comprimidos

Denominación genérica: Midazolam.

Forma farmacéutica y formulación: Comprimidos. Cada comprimido contiene: maleato de midazolam equivalente a 7,5 mg de midazolam. Excipiente cbp 1 comprimido.

Indicaciones terapéuticas: Tratamiento a corto plazo del insomnio. Las benzodiacepinas están únicamente indicadas cuando la enfermedad es severa, incapacitante o somete al paciente a una tensión extrema. Sedación como premedicación antes de procedimientos quirúrgicos o diagnósticos.

Farmacocinética y farmacodinamia: Famacodinamia: DORMICUM®es un agente hipnótico caracterizado por una acción de inicio rápido y corta duración. También ejerce un efecto ansiolítico, anticonvulsivante y relajante muscular. Farmacocinética: absorción: midazolam se absorbe en forma rápida y completa después de la administración oral. Debido a su importante efecto de primer paso, la biodisponibilidad absoluta es del 30 al 70%. La farmacocinética del midazolam es linear en el rango de dosificación de 7,5 a 20 mg por vía oral. Posterior a la ingesta de una tableta de 15 mg de DORMICUM®, se alcanza una concentración plasmática máxima de 70-120 ng/ml en una hora. El alimento prolonga el tiempo en alcanzarse dicha concentración, indicando que disminuye la velocidad de absorción del midazolam. La vida media de absorción es de 5 a 20 minutos. Distribución: la distribución tisular del midazolam es muy rápida y, en la mayoría de los casos, la fase de distribución no es aparente o es terminada esencialmente dentro de 1 a 2 horas después de la administración oral. El volumen de distribución en el equilibrio es de 0,7 a 1,2 l/kg. El 96-98% del midazolam se une a las proteínas plasmáticas. La principal proteína plasmática a la que se une es la albúmina. Existe un paso lento e insignificante de midazolam al líquido cefalorraquídeo. En humanos, se ha demostrado que midazolam atraviesa lentamente la placenta y penetra a la circulación fetal. Pequeñas cantidades de midazolam se encuentran en la leche humana. Metabolismo: el midazolam se elimina casi completamente por biotransformación. Menos del 1% de la dosis se recupera en la orina en forma inalterada. El midazolam es hidroxilado por la isoenzima del citocromo P4503A4. Tanto esta última como la isoenzima CYP3A5 están involucradas activamente en el metabolismo oxidativo del midazolam. Hay dos principales metabolitos oxidados del midazolam, el 1-hidroximidazolam (también conocido como a-hidroximidazolam) y el 4-hidroximidazolam. El 1-hidroximidazolam es el principal metabolito plasmático y urinario. El 60 a 80% de la dosis es excretada en la orina como conjugado glucorónido 1-hidroximidazolam. Las concentraciones plasmáticas del 1-hidroximidazolam pueden alcanzar un 30-50% de la del compuesto original. El 1-hidroximidazolam es farmacológicamente activo y contribuye significativamente (alrededor del 34%) a los efectos del midazolam oral. La investigación previa no muestra un polimorfismo genético clínicamente relevante en el metabolismo oxidativo del midazolam. Eliminación: en voluntarios jóvenes sanos, la vida media de eliminación es entre 1,5 y 2,5 horas. El midazolam no es un fármaco que se acumule cuando se administra una vez diariamente. Las administraciones repetidas de midazolam no inducen enzimas metabolizadoras del fármaco. La vida media de eliminación del 1-hidroximidazolam es menor a una hora. Farmacocinética en poblaciones especiales: ancianos: en hombres mayores de 60 años, la vida media de eliminación del midazolam se prolongó significativamente en un factor del 2,5, en comparación con hombres más jóvenes. La depuración total de midazolam se redujo significativamente en ancianos y la biodisponibilidad de la presentación oral (tabletas) se incrementó significativamente. Sin embargo, no se observaron diferencias entre ancianas y mujeres jóvenes. Pacientes con insuficiencia hepática: la farmacocinética del midazolam se modificó significativamente en pacientes con insuficiencia hepática crónica, incluyendo cirrosis hepática avanzada. En particular como consecuencia de una depuración disminuida, la vida media de eliminación se prolongó, en tanto que la biodisponibilidad absoluta de midazolam oral se incrementó significativamente en pacientes cirróticos en relación a un grupo control. Pacientes con insuficiencia renal: la farmacocinética del midazolam no se altera en pacientes con insuficiencia renal crónica. Sin embargo, su principal metabolito, el glucorónido del 1-hidroximidazolam, el cual se excreta a través del riñón, se acumula en pacientes con insuficiencia renal crónica severa. Esta acumulación produce una sedación prolongada. Por lo tanto, el midazolam oral debe administrarse con precaución en este tipo de pacientes. Pacientes obesos: en dichos pacientes, el volumen de distribución del midazolam es mayor. Como consecuencia, la vida media de eliminación en los pacientes obesos es mas prolongada que en los no obesos (5,9 hrs vs 2,3 hrs). No hay diferencia en la biodisponibilidad oral del midazolam entre los pacientes obesos y los no obesos.

Contraindicaciones: Insuficiencia respiratoria grave. Insuficiencia hepática grave. Síndrome de apnea del sueño. Niños. Hipersensibilidad conocida a las benzodiacepinas o a cualquier componente del producto. Miastenia grave. Terapia concomitante con ketoconazol, itraconazol, voriconazol, inhibidores de proteasa, incluyendo al ritonavir (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

Precauciones generales: Tolerancia: puede desarrollarse cierta pérdida de eficacia a los efectos hipnóticos de las benzodiacepinas de corta acción, después del uso repetido durante algunas semanas. Duración del tratamiento: la duración del tratamiento con hipnóticos benzodiacepínicos debe ser tan corta como sea posible (ver Dosis y vía de administración), pero no debe exceder de 2 semanas. El proceso de disminución de la dosis debe ser diseñado en forma individual. La extensión del tratamiento más allá del período máximo recomendado no deberá realizarse sin una reevaluación de la situación. Insomnio de rebote: al discontinuar la terapia con DORMICUM®, puede presentarse insomnio con una severidad mayor a antes de iniciar el tratamiento (insomnio de rebote). Tanto el insomnio de rebote como el síndrome pasajero pueden acompañarse de otras reacciones que incluyen cambios de humor, ansiedad e inquietud. El riesgo de presentar un fenómeno de rebote es mayor después de la descontinuación abrupta del tratamiento. Por lo tanto, se recomienda disminuir gradualmente la dosis de DORMICUM®(ver Dependencia). Amnesia: DORMICUM®puede producir amnesia anterógrada, la cual se presenta más frecuentemente dentro de las primeras horas posteriores a la ingesta del producto, por lo que, para reducir el riesgo, los pacientes deben asegurarse de que podrán contar con 7-8 horas de sueño ininterrumpido (ver Reacciones secundarias y adversas). Efectos residuales: siempre que la dosis oral de DORMICUM®no exceda los 15 mg/día y el paciente se asegure de contar con 7 a 8 horas de sueño continuo, no se observan efectos residuales posteriores a la administración en pacientes estándar, según lo confirmaron observaciones clínicas en las que se emplearon métodos farmacológicos sensibles. Reacciones psiquiátricas y "paradójicas": se sabe que con el uso de benzodiacepinas pueden producirse reacciones paradójicas tales como inquietud, agitación, irritabilidad, agresividad y más raramente decepción, ira, pesadillas alucinaciones, psicosis, conducta inapropiada y otros efectos conductuales adversos conocidos con el uso de benzodiacepinas. En caso de presentarse, el uso del medicamento debe ser suspendido. Es más probable que estos efectos se produzcan en los ancianos. Grupos específicos de pacientes: en ancianos y pacientes debilitados, así como en pacientes con insuficiencia respiratoria o cardiovascular, la dosis recomendada es 7,5 mg. Dichos pacientes pueden ser más sensibles a los efectos colaterales del midazolam tales como depresión cardio-respiratoria. Por lo tanto, DORMICUM®debe emplearse con cuidado en dicha población y, de ser necesario, deberá considerarse una disminución de la dosis (ver instrucciones especiales de dosificación). Las benzodiacepinas no están recomendadas para el tratamiento primario de la enfermedad psicótica. Las benzodiacepinas no deben ser utilizadas para el tratamiento de la depresión o la ansiedad asociada con depresión, ya que puede producirse suicidio en tales pacientes. Uso concomitante de alcohol/depresores del SNC: debe evitarse el uso concomitante de DORMICUM®con alcohol y/o depresores del SNC. El uso concomitante tiene la capacidad de incrementar los efectos clínicos del DORMICUM®que posiblemente incluyen: sedación severa y depresión respiratoria o cardiovascular clínicamente relevante (ver Interacciones medicamentosas y de otro género). Historial médico de abuso de alcohol y drogas: debe evitarse el uso de DORMICUM®en pacientes con historial médico de abuso de alcohol o drogas. Comedicación con fármacos que alteran la actividad de CYP3A: la farmacocinética del midazolam se ve alterada en pacientes que concomitantemente están empleando compuestos que inhiben o inducen la CYP3A. Consecuentemente, los efectos clínicos y adversos pueden incrementarse o disminuir, respectivamente (ver Interacciones medicamentosas y de otro género). Intolerancia a la lactosa: los pacientes con problemas hereditarios raros de intolerancia a la galactosa, con deficiencia de lactasa Lapp o una mala absorción de glucosa-galactosa no deben tomar este medicamento. Dependencia: el uso de DORMICUM®puede conducir al desarrollo de dependencia física y psíquica. El riesgo de dependencia se incrementa con la dosis y la duración del tratamiento; el riesgo es mayor en pacientes con antecedente de abuso de alcohol o drogas. Abstinencia: los síntomas de abstinencia pueden consistir en cefaleas, dolor muscular, ansiedad extrema, tensión, inquietud, confusión e irritabilidad. En casos severos, pueden presentarse los siguientes síntomas: desrealización, despersonalización, hiperacusia, entumecimiento de las extremidades, hipersensibilidad a la luz, ruido y contacto físico, alucinaciones y convulsiones. Debido a que el riesgo de abstinencia/rebote es mayor después de la discontinuación abrupta del tratamiento, se recomienda que la dosis sea disminuida en forma gradual. Efecto sobre la capacidad para conducir o manejar maquinaria: la sedación, amnesia, concentración disminuida y función muscular alterada pueden adversamente afectar la capacidad para conducir o utilizar maquinaria. Si la duración del sueño es insuficiente, se incrementa la probabilidad de presentar un estado de alerta disminuido (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se dispone de datos suficientes sobre midazolam para evaluar su seguridad durante el embarazo. Las benzodiacepinas deben evitarse durante el embarazo, a menos que no exista una alternativa segura. Si el producto es prescrito a una mujer con potencial para concebir, ella deberá ser advertida de contactar a su médico respecto de la suspensión del medicamento, si pretende o sospecha que está embarazada. Se ha reportado que la administración de midazolam durante el último trimestre del embarazo o que dosis mayores empleadas durante el trabajo de parto producen irregularidades en la frecuencia cardíaca fetal, hipotonía, reflejo de succión débil, hipotermia y depresión respiratoria moderada en el neonato. Por otra parte, los niños nacidos de madres que tomaron crónicamente benzodiacepinas durante las últimas etapas del embarazo pueden desarrollar dependencia física y pueden encontrarse en cierto riesgo de presentar síntomas de abstinencia en el período postnatal. Debido a que midazolam pasa a la leche materna, DORMICUM®no deberá administrarse a madres que amamantan.

Reacciones secundarias y adversas: Desórdenes del sistema inmune: pueden presentarse reacciones de hipersensibilidad en individuos susceptibles. Desórdenes psiquiátricos:estado de confusión, desórdenes emocionales. Dichos fenómenos pueden presentarse al inicio de la terapia y usualmente desaparecen con la administración repetida. Se han reportado desórdenes en la libido. Depresión: el uso de benzodiacepinas puede desenmascarar condiciones depresivas preexistentes. Se sabe que con las benzodiacepinas o agentes similares a benzodiacepinas se presentan reacciones paradójicas como inquietud, agitación, irritabilidad, agresión, decepción, ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inapropiado y otros efectos adversos conductuales. Si tal fuera el caso, la terapia deberá discontinuarse. Dichos efectos son más probables de presentarse en ancianos. Dependencia:el uso (aún en dosis terapéuticas) puede desarrollar dependencia física: la discontinuación de la terapia puede ocasionar fenómenos de abstinencia o rebote, incluido el insomnio de rebote, cambios de humor, ansiedad e inquietud (ver Precauciones generales). Puede presentarse dependencia física con el fármaco. Se ha reportado abuso en quienes consumen polifármacos. Desórdenes del SNC: somnolencia diurna, cefalea, mareos, disminución del estado de alerta, ataxia. Dichos fenómenos se presentan predominantemente al iniciar la terapia y, usualmente, desaparecen al repetir la administración. Empleado como premedicación, este producto puede contribuir a la sedación postoperatoria. En dosis terapéuticas, puede presentarse amnesia anterógrada cuyo riesgo se incrementa al aumentar la dosis. Los efectos amnésicos pueden estar asociados a una conducta inapropiada (ver Precauciones generales). Desórdenes oculares: diplopía, la cual se presenta predominantemente al iniciar la terapia y desaparece al continuar con la administración. Desórdenes gastrointestinales: se han reportado disturbios gastrointestinales ocasionales. Desórdenes en piel y tejido subcutáneo: reportados ocasionalmente. Desórdenes músculo-esqueléticos y en el tejido conectivo: debilidad muscular, la cual se presenta al iniciar la terapia y usualmente desaparece con la administración repetida.

Interacciones medicamentosas y de otro género: Interacciones farmacocinéticas (ver Contraindicaciones): debido a que el midazolam es metabolizado exclusivamente por la citocromo P4503A (CYP3A), los moduladores de CYP3A tienen el potencial de alterar las concentraciones plasmáticas y, subsecuentemente, los efectos clínicos del midazolam. Cuando es coadministrado con un inhibidor de CYP3A, el efecto clínico de midazolam administrado por vía oral puede ser más potente y duradero, por lo que se requieren dosis menores. Contrariamente, el efecto puede ser más débil y de menor duración cuando se coadministra con inductores de CYP3A, requiriéndose por lo tanto dosis mayores. En el caso de la inducción de CYP3A y la inhibición irreversible (también llamada mecanismo basado en la inhibición), el efecto en la farmacocinética del midazolam puede persistir por días y semanas posteriores a la administración del modulador de CYP3A. Entre los ejemplos se encuentran claritromicina, eritromicina, inhibidores de proteasa de VIH, verapamil y diltiazem. Durante la coadministración con etinilestradiol/norgestrel (inhibidores basados en un mecanismo), los cuales se emplean como anticonceptivos orales, la exposición a midazolam no se modifica significativamente. Clasificación de inhibidores de CYP3A: los inhibidores de CYP3A pueden clasificarse de acuerdo con la fuerza de sus efecto inhibitorio y con la importancia de las modificaciones clínicas cuando se administran concomitantemente con midazolam oral. Inhibidores muy potentes: el ABC del midazolam incrementa >10 veces y la Cmáxaumenta >3 veces. Los siguientes fármacos entran en esta categoría: ketoconazol, itraconazol, voriconazol, inhibidores de proteasa, incluyendo al ritonavir. La combinación de midazolam administrado oralmente con inhibidores muy potentes de CYP3A está contraindicada (ver Contraindicaciones). Inhibidores potentes: el ABC del midazolam aumenta de 5 a 10 veces y la Cmáxaumenta >3 veces. Con los inhibidores moderados el ABC del midazolam aumenta de 2 a 5 veces y la Cmáxaumenta de 2 a 3 veces. Los siguientes fármacos se identifican como inhibidores moderados: fluconazol, claritromicina, telitromicina, eritromicina, diltiazem, verapamil, nefazodona, aprepitant y tabimorelina. La combinación de midazolam con inhibidores potentes y moderados de CYP3A requiere una evaluación cuidadosa de la condición del paciente, lo que lo hace particularmente sensible a los efectos clínicos colaterales potenciales del midazolam (ver Precauciones y restricciones). Inhibidores débiles: el ABC del midazolam aumenta de 1,25 a < 2 veces y la Cmáxaumenta de 1,25 a < 2 veces. Los siguientes fármacos y remedios herbolarios se incluyen en esta categoría: posaconazol, roxitromicina, cimetidina, ranitidina, fluvoxamina, bicalutamida, propiverina, jugo de uva, Echinacea purpureay sello dorado. La administración concomitante de midazolam con inhibidores débiles de la CYP3A usualmente no da lugar a cambios relevantes en los efectos clínicos del midazolam. Fármacos que inducen CYP3A: los pacientes que reciben una combinación de midazolam con inductores de CYP3A pueden requerir una dosis mayor de midazolam, particularmente si éste es coadministrado con inductores potentes de CYP3A. Los inductores potentes de CYP3A bien conocidos incluyen: rifampicina, carbamacepina y fenitoina, mientras que los moderados incluyen al efavirenz y la hierba de San Juan. Interacciones farmacodinámicas: la coadministración de midazolam con otros sedantes/agentes hipnóticos probablemente resulta en un mayor efecto sedante/hipnótico. Ese tipo de agentes sedantes/hipnóticos incluyen al alcohol, opiáceos/opioides (cuando se emplean como analgésicos, antitusivos o tratamiento sustituto), antipsicóticos, otras benzodiacepinas empleadas como ansiolíticos o hipnóticos, barbituratos, propofol, quetamina, etomidato, antidepresivos sedantes, antihistaminas y fármacos antihipertensivos que actúan centralmente. El midazolam disminuye la concentración alveolar mínima (CAM) de los anestésicos inhalables. Pueden presentarse efectos colaterales incrementados tales como sedación y depresión cardio-respiratoria cuando el midazolam es coadministrado con cualquier depresor que actúa centralmente, incluyendo al alcohol. La influencia combinada de alcohol y midazolam debe evitarse (ver Precauciones). Los fármacos que incrementan el estado de alerta/memoria, como el inhibidor de AChE (fisostigmina), revierten los efectos hipnóticos de midazolam. Igualmente, 250 mg de cafeina revierten parcialmente los efectos sedantes del midazolam.

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Se desconocen hasta la fecha.

Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Se desconocen hasta la fecha.

Dosis y vía de administración: La duración del tratamiento debe ser tan corto como sea posible. Generalmente, la duración del tratamiento varía desde algunos días hasta un máximo de 2 semanas. El proceso de disminución de la dosis debe ser diseñado en forma individual y no debe interrumpirse abruptamente. En ciertos casos, puede ser necesario extender el tratamiento más allá del período máximo recomendado; si así fuese, no deberá realizarse sin la reevaluación del estado del paciente. Debido al rápido inicio de acción, DORMICUM®tabletas debe ser ingerido inmediatamente antes de acostarse y tragada completamente con líquido. DORMICUM®puede tomarse a cualquier hora del día, siempre que al paciente se le informe que tendrá subsecuentemente 5 a 8 horas de sueño continuo. Dosis estándar: adultos: rango de dosificación: 7-5 a 15 mg. El tratamiento deberá iniciarse con la dosis más baja recomendada. La dosis máxima no deberá excederse debido al riesgo de aumento de efectos adversos en el SNC, que posiblemente incluyen depresión respiratoria y cardiovascular clínicamente relevante. Premedicación: en la premedicación, el DORMICUM®deberá administrarse 30-60 minutos antes del procedimiento. Instrucciones especiales de dosificación: pacientes ancianos y debilitados: en pacientes ancianos y/o debilitados la dosis recomendada es de 7,5 mg. Los pacientes ancianos mostraron un efecto sedante mayor, por lo que puede haber un mayor riesgo de depresión cardio-respiratoria. Por ello el DORMICUM®deberá emplearse cuidadosamente en pacientes ancianos y de ser necesario deberá considerarse una dosis menor. Pacientes con insuficiencia hepática: en pacientes con alteración de la función hepática, la dosis recomendada es de 7,5 mg. DORMICUM®deberá emplearse cuidadosamente en pacientes ancianos y de ser necesario deberá considerarse una dosis menor. Pacientes con insuficiencia renal: en pacientes con insuficiencia renal severa, puede ocurrir la acumulación del principal metabolito del midazolam, el 1-hidroximidazolam glucoronato, lo cual puede generar una sedación más aparente y prolongada, incluyendo depresión respiratoria y cardiovascular clínicamente relevante. Por ello, DORMICUM®deberá administrarse cuidadosamente en estos pacientes. La dosis recomendada es de 7,5 mg y, de ser necesario, deberá considerarse una dosis menor.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Síntomas: las benzodiacepinas comúnmente causan aletargamiento, ataxia, disartria y nistagmo. La sobredosis de DORMICUM®raramente representa una amenaza para la vida si se administra solo, pero puede provocar areflexia, apnea, hipotonía, hipotensión, depresión cardiorrespiratoria y quizás coma. Si ésta última se presenta, generalmente dura pocas horas, pero puede prolongarse y volverse cíclica, principalmente en pacientes ancianos. El efecto depresor respiratorio de las benzodiacepinas es más serio en pacientes con enfermedad respiratoria. Las benzodiacepinas incrementan los efectos de otros depresores del SNC, incluyendo el alcohol. Tratamiento: monitorear los signos vitales del paciente e instituir medidas de soporte de acuerdo con el estado clínico de éste. En particular, los pacientes pueden requerir tratamiento sintomático para los efectos cardiorespiratorios o del SNC. Si se ingiere por vía oral, la absorción posterior puede prevenirse con el empleo de un método apropiado, por ejemplo, con la administración durante 1-2 horas con carbón activado, protegiendo las vías aéreas si el paciente está inconsciente. En los casos de ingestión mezclada, deberá considerarse el lavado gástrico, aunque ésta no es una medida rutinaria. Si la depresión del SNC es severa, considerar el empleo de flumazenil (Anexato), un antagonista de benzodiacepinas, el cual debe administrarse sólo bajo un monitoreo estrecho. Este tiene una vida media corta (aproximadamente 1 hora), por lo que los pacientes a los que se les administre requerirán ser monitoreados aún después de que los efectos hayan cesado. El flumazenil se emplea con precaución extrema en presencia de fármacos que reducen el umbral de convulsiones (como los antidepresivos tricíclicos). Referirse a la información para prescribir del flumazenil para información adicional sobre el uso correcto de este fármaco.

Presentación(es): Caja con 30 comprimidos de 7,5 mg en envase de burbuja.

Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Protéjase de la luz.

Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica, la cual se retendrá en la farmacia. Su uso prolongado, aun a dosis terapéuticas, puede causar dependencia. No se use en el primer trimestre del embarazo y la lactancia. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.

Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Syntex S.A. de C.V. Vía I. Fabela Nte. No. 1536-A, 50030, Toluca, México. Para: Productos Roche S.A. de C.V. Vía I. Fabela Nte. No. 1536-B, 50030, Toluca, México. Según fórmula de: F. Hoffmann - La Roche S.A. Basilea, Suiza. Para información adicional sobre este medicamento comuníquese a nuestro Centro de Información Médica, Tel. (01)(55) 52585099 y 01-800-8218887, o [email protected] ®Marca registrada.

Número de registro del medicamento: 284M87 SSA II.

Clave de IPPA: Entrada No. 083300RR010095

Solución inyectable

Denominación genérica: Midazolam.

Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable. Cada ampolleta contiene: clorhidrato de midazolam equivalente a 15 mg, 5 mg y 50 mg de midazolam. Vehículo cbp 3 ml, 5 ml y 10 ml.

Indicaciones terapéuticas: DORMICUM®es un fármaco inductor del sueño de corta acción, que está indicado de la siguiente manera: en adultos:sedación del estado de conciencia antes y durante procedimientos diagnósticos o terapéuticos, con o sin anestesia local. Anestesia:premedicación antes de la inducción de la anestesia. Inducción de la anestesia. Como componente sedante en la anestesia combinada. Sedación en unidades de cuidados intensivos. En niños:sedación del estado de conciencia antes y durante procedimientos diagnósticos o terapéuticos, con o sin anestesia local. Anestesia:premedicación antes de la inducción de la anestesia. Sedación en unidades de cuidados intensivos.

Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacodinamia: mecanismo de acción: midazolam, el ingrediente activo de DORMICUM®, es un derivado del grupo de las imidazobenzodiacepinas. La base libre es una sustancia lipofílica con poca solubilidad en agua. El nitrógeno básico en la posición 2 del anillo de la imidazobenzodiacepina le permite al ingrediente activo de DORMICUM®formar sales con ácidos solubles en agua. La acción farmacológica del midazolam se caracteriza por un rápido inicio de efecto y, debido a su rápida transformación metabólica, una acción de corta duración. Debido a su baja toxicidad, midazolam tiene un amplio rango terapéutico. DORMICUM®tiene un efecto inductor del sueño y sedante muy rápidos, con intensidad pronunciada. También ejerce un efecto ansiolítico, anticonvulsivante y relajante muscular. Después de la administración IM o IV, se produce amnesia anterógrada de corta duración (el paciente no recuerda eventos que ocurrieron durante la actividad máxima del compuesto). Farmacocinética: absorción: absorción después de la inyección IM: la absorción de midazolam en los tejidos musculares es rápida y completa. Las concentraciones máximas en plasma se alcanzan dentro de los 30 minutos. La biodisponibilidad absoluta posterior a la administración IM es mayor del 90%. Absorción posterior a la administración rectal: la absorción después de la administración rectal de midazolam es rápida. Las concentraciones máximas en plasma se alcanzan dentro de los 30 minutos. La biodisponibilidad absoluta es cercana al 50%. Distribución: cuando midazolam es administrado en inyección IV, la curva de concentración plasmática/tiempo muestra una o dos fases distintas de distribución. El volumen de distribución en el estado estable es de 0,7 a 1,2 l/kg. El 96-98% del midazolam se une a las proteínas plasmáticas. La principal proteína plasmática a la que se une es la albúmina. Existe un paso lento e insignificante de midazolam al líquido cefalorraquídeo. En humanos, se ha demostrado que midazolam atraviesa lentamente la placenta y penetra a la circulación fetal. Pequeñas cantidades de midazolam se encuentran en la leche humana. Metabolismo: el midazolam se elimina casi completamente por biotransformación. El midazolam es hidroxilado por la isoenzima del citocromo P4503A4 y el principal metabolito plasmático y urinario es el alfa-hidroximidazolam. Las concentraciones plasmáticas del alfa-hidroximidazolam corresponden al 12% de los compuestos relacionados. El alfa-hidroximidazolam es farmacológicamente activo y contribuye sólo en forma mínima (alrededor del 10%) a los efectos del midazolam intravenoso. No existe evidencia de un polimorfismo genético en el metabolismo oxidativo del midazolam. Eliminación: en voluntarios sanos, la vida media de eliminación es entre 1,5 y 2,5 horas. La depuración plasmática está en el rango de los 300 a 500 ml/min. El midazolam es eliminado principalmente por vía renal: 60-80% de la dosis es eliminada por la orina como alfa-hidroximidazolam glucuroconjugado. Menos del 1% de la dosis es recuperado en la orina sin metabolizarse. La vida media de eliminación del metabolito es menor de 1 hora. Cuando se administra midazolam en infusión IV, la cinética de su eliminación no es diferente de la de la inyección en bolo. Farmacocinética en poblaciones especiales: ancianos: en adultos mayores de 60 años, la vida media de eliminación del midazolam puede prolongarse hasta por cuatro veces (v. Advertencias y Precauciones generales y uso en ancianos). Niños: la velocidad de absorción rectal en los niños es similar al de los adultos, pero la biodisponibilidad es menor (5-18%). Sin embargo, la vida media de eliminación (t½) posterior a la administración IV y rectal es más corta en los niños de 3 a 10 años, en comparación con los adultos. La diferencia es consistente con el incremento en la depuración que se observa en los niños. Recién nacidos: en recién nacidos prematuros y de término, la vida media de eliminación es en promedio de 6 a 12 horas, probablemente debido a la inmadurez hepática, al igual que la depuración, está disminuida. Obesos: la media de la vida media es mayor en pacientes obesos que en los no obesos. Esto se debe a un incremento de aproximadamente 50% en el volumen de distribución corregido para el peso total del cuerpo. La depuración no es significativamente diferente entre obesos y no obesos. Pacientes con insuficiencia hepática: la vida media de eliminación en pacientes con cirrosis hepática puede estar prolongada y la depuración ser menor, en comparación con los voluntarios sanos (v. Advertencias y Precauciones generales). Pacientes con insuficiencia renal: la vida media de eliminación en pacientes con insuficiencia renal crónica es similar a la de los voluntarios sanos. Pacientes críticamente enfermos: la vida media del midazolam está prolongada en los pacientes críticamente enfermos (v. Advertencias y Precauciones generales). Pacientes con insuficiencia cardíaca: la vida media de eliminación está prolongada en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, en comparación a los voluntarios sanos (v. Advertencias y Precauciones generales).

Contraindicaciones: Hipersensibilidad conocida a las benzodiacepinas o a cualquier componente del producto.

Precauciones generales: Generalidades: midazolam deberá ser utilizado únicamente en lugares que cuenten con instalaciones de resucitación de tamaño apropiado para la atención de pacientes de cualquier edad, ya que la administración de IV de midazolam puede deprimir la contractilidad del miocardio y producir apnea. En raras ocasiones, se han producido eventos adversos cardiorrespiratorios graves. Estos han consistido en depresión respiratoria, apnea, paro respiratorio y/o cardíaco. Es más probable que tales incidentes que amenazan la vida, se presenten cuando la inyección se administra demasiado rápido o cuando se utiliza una dosis elevada. En caso de que la sedación del estado de conciencia no sea provista por un anestesiólogo, se recomienda revisar los últimos lineamientos. Premedicación: cuando midazolam se utiliza como premedicación, es necesaria una adecuada vigilancia del paciente, ya que después de la administración existen variaciones de la sensibilidad interindividual y pueden aparecer síntomas de sobredosis Pacientes de alto riesgo: se debe tener precaución especial cuando se administre midazolam a pacientes con alto riesgo: adultos mayores de 60 años de edad. Críticamente enfermos. Pacientes con insuficiencia de algún órgano: insuficiencia respiratoria. Insuficiencia renal. Insuficiencia hepática. Insuficiencia cardíaca. Estos pacientes con alto riesgo requieren de dosis más bajas (v. Dosis y vía de administración) y deberán ser continuamente monitoreados en busca de signos tempranos de alteración de las funciones vitales. Criterio de alta hospitalaria: después de recibir DORMICUM®, los pacientes deben ser dados de alta del hospital o consultorio sólo hasta que el médico tratante lo recomiende y si son acompañados por una asistente. Es recomendable que el paciente esté acompañado cuando regrese a su casa después del alta hospitalaria. Tolerancia: se ha reportado cierta pérdida de eficacia cuando DORMICUM®fue utilizado como sedante durante largo plazo en las unidades de cuidados intensivos (UCIs). Síntomas de abstinencia: debido a que el riesgo de síntomas de abstinencia es mayor después de la discontinuación abrupta del tratamiento, especialmente después de un largo plazo ≥ 2-3 días de sedación, se recomienda que la dosis sea disminuida en forma gradual. Pueden presentarse los siguientes síntomas: cefalea, dolor muscular, ansiedad, tensión, inquietud, confusión, irritabilidad, insomnio de rebote, cambios en el estado de ánimo, alucinaciones y convulsiones. Amnesia: midazolam produce amnesia anterógrada. La amnesia prolongada puede presentar problemas en pacientes externos, quienes están programados a ser dados de alta después de la intervención. Reacciones "paradójicas": se ha reportado que durante la administración de midazolam se producen reacciones paradójicas tales como agitación, movimientos involuntarios (consistentes en convulsiones tónico/clónicas y tremor muscular), hiperactividad, hostilidad, reacciones de violencia, agresividad, excitación paradójica y crisis de violencia física y verbal. Estas reacciones pueden ocurrir con grandes dosis y/o cuando la inyección que se administra se da muy rápido. La rara incidencia de sensibilidad a tales reacciones ha sido reportada en niños y con grandes dosis IV en los ancianos. Eliminación alterada de midazolam: la eliminación de midazolam puede ser alterada en pacientes que reciben compuestos que inhiben o inducen CYP3A4 y por consiguiente puede ser necesario ajustar la dosis de midazolam (v. Interacciones medicamentosas y de otro género). La eliminación de midazolam también puede estar retrasada en pacientes con disfunción hepática, gasto cardíaco bajo y en recién nacidos (v. Farmacocinética en poblaciones especiales). Prematuros: debido a un incremento en el riesgo de apnea, es recomendable extremar precauciones al sedar a niños prematuros de menos de 36 semanas de tiempo de gestación cuya traquea no está intubada. Deberá evitarse la inyección rápida en niños prematuros de menos de 36 semanas de tiempo de gestación. Se requiere un cuidadoso monitoreo de frecuencia respiratoria y saturación de oxígeno. Pacientes menores de 6 meses: los pacientes menores de 6 meses de edad son particularmente vulnerables a obstrucción de las vías aéreas e hipoventilación; por lo tanto, es esencial una titulación con pequeños incrementos de efectos clínicos y monitoreo cuidadoso de la frecuencia respiratoria y saturación de oxígeno. Uso concomitante de alcohol/depresores del SNC: el uso concomitante de DORMICUM®con alcohol y/o depresores del SNC debe ser evitado. Este uso concomitante tiene el potencial de incrementar los efectos clínicos de DORMICUM®, incluyendo posiblemente sedación severa, depresión respiratoria y/o cardiovascular clínicamente relevante (v. Interacciones medicamentosas y de otro género). Historia médica de abuso de alcohol y drogas: DORMICUM®debe evitarse en pacientes con una historia médica de abuso de alcohol y drogas. Otros: al igual que cualquier sustancia con propiedades depresoras del SNC o relajantes musculares, se deberá tener particular cuidado cuando se administre midazolam a pacientes con miastenia grave. Uso en poblaciones especiales: ver adicionalmente Dosis y vía de administración. Uso pediátrico: en recién nacidos prematuros, de término y pediátricos con menos de 15 kg de peso, no son recomendables las soluciones de midazolam con concentraciones mayores de 1 mg/ml. Las concentraciones más altas deben ser diluidas a 1 mg/ml. No es recomendable la administración IV y rectal en pacientes menores de 6 meses de edad, excepto en UCI, ya que están vulnerables a obstrucción de vías respiratorias e hipoventilación. DORMICUM®no está indicado en niños para inducción de anestesia y como compuesto sedante en combinación con anestesia, ya que la información disponible es limitada. Uso en ancianos: los pacientes ancianos, ≥60 años, requieren dosis más bajas y deben ser monitoreados constantemente para detectar signos tempranos de alteraciones en los signos vitales. (v. Dosis y vía de administración). Uso en caso de disfunción renal: la farmacocinética con midazolam libre en pacientes con disfunción renal es similar a la reportada en voluntarios sanos. Sin embargo, en pacientes con enfermedad renal crónica, se han demostrado acumulaciones de alfa-hidroximidazolam y puede contribuir a que resulte una sedación prolongada como efecto clínico de midazolam.

Uso en caso de falla hepática: la falla hepática disminuye la depuración de midazolam IV con un incremento subsecuente en la vida media terminal. Por lo tanto, los efectos clínicos pueden ser más fuertes y prolongados. La dosis requerida de midazolam se puede reducir y se debe establecer un apropiado monitoreo de los signos vitales (v. Dosis y vía de administración). Efectos sobre la capacidad para conducir o manejar maquinaria: la sedación, amnesia, alteración de la concentración y disfunción muscular afectan adversamente la capacidad para conducir o manejar máquinas. Previo a la administración de DORMICUM®, el paciente deberá ser advertido de no manejar vehículos u operar maquinaria hasta su completa recuperación. El médico debe decidir cuándo estas actividades pueden ser reanudadas. Abuso del fármaco y dependencia: cuando midazolam es empleado en una sedación por un período largo, se puede desarrollar dependencia física a midazolam. El riesgo de dependencia se incrementa con la dosis y la duración del tratamiento; también es mayor en pacientes con una historia médica de abuso de alcohol y/o drogas.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se dispone de datos suficientes sobre midazolam para evaluar su seguridad durante el embarazo. Las benzodiacepinas deben evitarse durante el embarazo, a menos que no exista una alternativa segura. Se ha reportado que la administración de midazolam durante el último trimestre del embarazo o en dosis altas durante el trabajo de parto produce irregularidades en la frecuencia cardíaca fetal,hipotonía, reflejo de succión débil, hipotermia y moderada depresión respiratoria en el neonato. Por otra parte, los niños nacidos de madres que tomaron crónicamente benzodiacepinas durante las últimas etapas del embarazo pueden desarrollar dependencia física y pueden encontrarse en cierto riesgo de presentar síntomas de abstinencia en el período postnatal. Midazolam pasa en cantidades bajas a la leche materna. A las madres que amamantan se les debe aconsejar suspender el amamanto 24 horas después de la administración de midazolam.

Reacciones secundarias y adversas: Se han reportado los siguientes efectos indeseables cuando es inyectado DORMICUM®: trastornos del sistema Inmunológico: reacciones de hipersensibilidad generalizada (reacciones en la piel, reacciones cardiovasculares y broncoespasmo) y choque anafiláctico. Trastornos psiquiátricos:confusión, euforia y alucinaciones. Se han reportado reacciones paradójicas tales como agitación, movimientos involuntarios (consistentes en movimientos tónico/clónicos y tremor muscular), hiperactividad, hostilidad, reacciones de violencia, agresividad, excitación paradójica y crisis de violencia física y verbal, particularmente en los niños y en los ancianos. La administración de DORMICUM®-incluso a dosis terapéuticas- puede conducir al desarrollo de dependencia física. Después de la administración IV prolongada, la suspensión del tratamiento, especialmente en los casos abruptos, puede acompañarse de síntomas de abstinencia, incluyendo convulsiones por abstinencia. Trastornos en el sistema nervioso:somnolencia y sedación prolongada, disminución del estado de alerta, cefalea, vértigo, ataxia, sedación en el postoperatorio, amnesia anterógrada, la duración de los cuales está directamente relacionada a la dosis administrada. La amnesia anterógrada puede continuar estando presente al final del procedimiento y, en casos aislados, se ha reportado amnesia prolongada. Las convulsiones han sido reportadas en recién nacidos a término y en prematuros. Alteraciones cardíacas:en raras ocasiones se han producido eventos adversos cardiorrespiratorios graves. Estos han consistido en paro cardíaco, hipotensión, bradicardia y efectos de vasodilatación. Dichos incidentes, que amenazan la vida, son más probables en los adultos mayores de 60 años de edad y en aquellos con insuficiencia respiratoria o alteración cardíaca preexistente, particularmente cuando la inyección es administrada demasiado rápido o cuando se utilizan dosis altas (v. Advertencias y Precauciones generales). Alteraciones respiratorias:en raras ocasiones, se han producido eventos adversos cardiorrespiratorios graves. Estos han consistido en depresión respiratoria, apnea, paro respiratorio, disnea y laringoespasmo. Dichos incidentes, que amenazan la vida, son más probables en los adultos mayores de 60 años de edad y en aquellos con insuficiencia respiratoria o alteración cardíaca preexistente, particularmente cuando la inyección es administrada demasiado rápido o cuando se utilizan dosis altas (v. Advertencias y Precauciones generales). Hipo. Alteraciones en el aparato gastrointestinal:náusea, vómito, constipación y boca seca. Trastornos en piel y tejidos blandos:exantema cutáneo, reacción de urticaria y prurito. Trastornos generales y del sitio de aplicación: eritema y dolor en el sitio de la inyección, tromboflebitis y trombosis. Lesión, envenenamiento y complicaciones en el procedimiento: se ha reportado un incremento en el riesgo por caídas y fracturas en ancianos que usan benzodiacepinas.

Interacciones medicamentosas y de otro género: Interacción farmacocinética de medicamento-medicamento: midazolam es metabolizado casi exclusivamente por el citocromo P450 3A4 (CYP3A4). Los inhibidores e inductores de CYP3A tienen el potencial de incrementar y disminuir la concentración plasmática y, subsecuentemente, los efectos farmacodinámicos del midazolam. Ningún otro mecanismo como la modulación de actividad del CYP3A ha sido probado como una fuente para las interacciones farmacocinéticas de medicamento-medicamento con midazolam clínicamente relevante. Sin embargo, el desplazamiento agudo de proteína desde la albúmina es una posibilidad teórica de interacción medicamentosa con otros medicamentos con concentraciones terapéuticas séricas altas como ha sido supuesto p. ej. ácido valproico (ver más adelante). No se sabe si el midazolam cambia la farmacocinética de otros medicamentos. Es recomendable monitorear cuidadosamente los efectos clínicos y signos vitales durante el uso de midazolam, considerando que los efectos clínicos de midazolam pueden ser más fuertes y también más largos después de la co-administración de un medicamento inhibidor CYP3A. Dependiendo de la magnitud del efecto del inhibidor CYP3A, la dosis de midazolam debe ser en gran parte reducida. La administración inversa de un medicamento inductor CYP3A puede llevar a requerir una dosis más alta de midazolam para alcanzar el efecto deseado. En caso de la inducción CYP3A e inhibición irreversible (supuesta inhibición basada en mecanismo), el efecto farmacocinético de midazolam puede persistir por varios días hasta por un par de semanas después de la administración del inhibidor CYP3A. Ejemplos de inhibidores basados en mecanismos CYP3A incluyen antibacterianos (p. ej. claritromicina, eritromicina e isoniazida); agentes anti-VIH (p. ej. inhibidor de la proteasa de VIH, (delavirdina); antihipertensivos (p. ej. verapamilo, diltiazem); esteroides sexuales y moduladores de sus receptores (p. ej. gestodona y raloxifeno) y muchos constituyentes herbolarios (p. ej. bergamotina (toronja). A diferencia de inhibidores basados en mecanismo (v. Fármacos que inhiben CYP3A), etinilestradiol/norgestrel, cuando se usa como anticonceptivo oral y jugo de toronja (200 ml) no es relevante el cambio de concentración plasmática de midazolam IV. El rango de potencia de los inhibidores/inductores de los medicamentos es amplio. El antifúngico ketoconazol, un potente inhibidor CYP3A, incrementa la concentración plasmática de midazolam IV 5 veces más. El fármaco tuberculostático rifampicina pertenece a los mas fuertes inductores de CYP3A y su coadministración da como resultado el incremento de la concentración plasmática de midazolam intravenoso en alrededor del 60%. El modo de uso de midazolam también determina la magnitud del cambio en su farmacocinética debido a la modulación de CYP3A: se espera que el cambio en la concentración plasmática sea menor para la administración intravenosa comparada con la administración oral de midazolam porque la modulación de CYP3A no sólo afecta la depuración sistémica, sino también la biodisponibilidad para midazolam oral. No hay estudios disponibles que hayan investigado el efecto de la modulación de CYP3A en la farmacocinética de midazolam después de la administración rectal e IM respectivamente. Debido a que la administración rectal del medicamento no pasa por el hígado y la expresión de CYP3A en el colon es menor comparado con el intestino delgado alto, se espera que el cambio de la concentración plasmática de midazolam debido a la modulación de CYP3A sea menor por la administración rectal que por la oral. Debido a que por la administración IM el medicamento entra directamente a la circulación sistémica, se espera que el efecto de la modulación de CYP3A sea similar a midazolam intravenosa. En línea con los principios farmacocinéticos, los estudios clínicos han mostrado que después de dosis simple IV de midazolam, el cambio en el efecto clínico máximo debido a la modulación de CYP3A será menor mientras que la duración del efecto se puede prolongar. Sin embargo, después de la dosificación prolongada de midazolam, ambos, la magnitud y duración del efecto se incrementará ante la inhibición de CYP3A. La siguiente lista da ejemplos de interacciones medicamentosas de farmacocinética clínicas con midazolam después de la administración intravenosa. Básicamente, cualquier fármaco que muestre que posee efectos de modulación de CYP3A in vitroe in vivo, respectivamente, tienen el potencial para cambiar la concentración plasmática de midazolam y, por lo tanto, sus efectos. La lista incluye información de estudios clínicos de interacciones medicamentosas para midazolam oral en caso de que para el fármaco en cuestión que se coadministre no se tenga información disponible para midazolam intravenoso. Sin embargo, como se describió previamente el cambio en concentración plasmática se espera que sea menor con la administración intravenosa de midazolam, comparado con la oral. Fármacos que inhiben CYP3A: azoles antifúngicos: el ketoconazol incrementó 5 veces la concentración plasmática de midazolam intravenoso mientras que la vida media terminal incrementó 3 veces. Si midazolam parenteral es coadministrado con el inhibidor fuerte de CYP3A ketoconazol, esto debe hacerse en una unidad de cuidados intensivos (UCI) o con instalaciones similares, lo cual asegura un monitoreo cercano y un manejo adecuado en caso de una depresión respiratoria y/o sedación prolongada. Una dosis escalonada y un ajuste de la dosificación debe considerarse, especialmente si se administra más de una dosis IV de midazolam. El fluconazol e itraconazol, ambos, incrementaron de 2 a 3 veces la concentración plasmática de midazolam intravenoso asociado con un incremento de 2,4 veces la vida media terminal para itraconazol y 1,5 veces para fluconazol, respectivamente. El posaconazol incrementó la concentración plasmática de midazolam intravenoso alrededor de 2 veces. Antibióticos macrólidos: la eritromicina resultó con un incremento de la concentración plasmática de midazolam intravenoso alrededor de 1,6 a 2 veces asociado con un incremento de vida media de midazolam de 1,5 a 1,8 veces. La claritromicina incrementó la concentración plasmática de midazolam arriba de 2,5 veces asociado con un incremento de vida media terminal de 1,5 a 2 veces. Información adicional para midazolam oral: roxitromicina:los efectos de la roxitromicina en la farmacocinética de midazolam son menores, comparados con eritromicina y claritromicina. Después de la administración oral, la concentración plasmática de midazolam se incrementó alrededor del 50% comparado con 4,4 y 2,6 veces a causa de eritromicina y claritromicina, respectivamente. El leve efecto en la vida media terminal de midazolam, alrededor del 30%, indica que los efectos de roxitromicina deben ser menores en midazolam intravenoso. Inhibidores de la proteasa del VIH: saquinavir y otros inhibidores de la proteasa de VIH: ante la coadministración con lopinavir potenciado con ritonavir, las concentraciones plasmáticas de midazolam intravenoso incrementaron 5,4 veces, asociado con un incremento similar de vida media terminal. Si se coadministra en forma parenteral midazolam con otros inhibidores de la proteasa de VIH, el tratamiento debe establecerse siguiendo lo descrito en la sección previa para ketoconazol y azoles antifúngicos. Antagonistas del receptor 2 de histamina: la cimetidina incrementó 26% el estado constante de la concentración plasmática de midazolam. Bloqueadores de los canales de calcio: diltiazem: una dosis simple de diltiazem incrementó la concentración plasmática de midazolam intravenoso alrededor del 25% y la vida media terminal se prolongó alrededor del 43%. Información adicional sobre midazolam oral: verapamilo/diltiazem incrementaron la concentración plasmática de midazolam oral 3 y 4 veces respectivamente. La vida media terminal de midazolam se incrementó 41% y 49% respectivamente. Fármacos varios/hierbas: comparado con el grupo control, la atorvastatina mostró un incremento de alrededor de 1,4 veces en la concentración plasmática de midazolam IV. Información adicional sobre midazolam oral: la fluvoxamina mostró un ligero incremento en la concentración plasmática de midazolam oral (28%) mientras que la vida media se duplica. La nefazodona incrementó la concentración plasmática de midazolam oral 4,6 veces con un incremento de la vida media de 1,6 veces. El incremento de la concentración plasmática de midazolam oral depende de la dosis de aprepitant. El incremento es alrededor de 3,3 veces después de 80 mg/d asociado con un incremento de vida media terminal de 2 veces. La clorzoxazona disminuyó el metabolito alfa-hidroximidazolam generado por el CYP3A en relación al midazolam, indicando así un efecto inhibidor de clorzoxazona sobre CYP3A. La bicalutamida mostró solo efectos menores en midazolam oral, p. ej., un incremento de 27% en concentración plasmática. El goldensealdisminuyó la proporción de metabolito alfa-hidroxi-midazolam generado por el CYP3A en relación al midazolam aproximadamente en 40%, indicando así el efecto inhibidor de CYP3A. Fármacos que inducen CYP3A: la rifampicina disminuye la concentración plasmática de midazolam intravenoso alrededor del 60% después de 7 días de 600 mg de rifampicina una vez al día. La vida media terminal disminuyó aproximadamente entre un 50 - 60%. Información adicional de midazolam oral: carbamazepina/fenitoína:dosis repetidas de carbamazepina o fenitoína dan como resultado una disminución en la concentración plasmática de midazolam oral por arriba del 90% y un acortamiento de vida media terminal de alrededor del 60%. Efavirenz:el metabolito alfa-hidroxi-midazolam generado por el CYP3A aumenta 5 veces en relación al midazolam, confirmando así el efecto inductor del CYP3A. Hierbas y alimentos: el extracto de raíz de la Echinacea purpureadisminuyó 20% la concentración plasmática de midazolam IV asociado con una disminución de la vida media alrededor del 42%. La hierba de San Juan (Hypericum perforatum) disminuyó la concentración plasmática de midazolam alrededor del 20-40% asociado con una disminución de la vida media terminal alrededor del 15-17%. Desplazamiento agudo de proteínas: ácido valproico:en una de las publicaciones se expone el desplazamiento de la unión a proteínas del midazolam por el ácido valproico como posible mecanismo de interacción farmacológica. La importancia clínica de este estudio se considera limitada por cuestiones metodológicas. Sin embargo, debido a la alta concentración plasmática terapéutica del ácido valproico, no puede excluirse el desplazamiento de la unión a proteínas del midazolam en la administración de dosis únicas, lo que se traduce en un efecto clínico del midazolam más potente. Farmacodinamia de interacciones medicamentosas: la coadministración de midazolam con otros agentes sedantes o hipnóticos, incluyendo el alcohol, da como resultado el incremento de efectos sedantes o hipnóticos. Algunos ejemplos incluyen opiáceos/opioides (cuando son usados como analgésicos, antitusivos o tratamientos sustitutivos), antipsicóticos, otras benzodiacepinas usadas como ansiolíticos o hipnóticos, barbitúricos, propofol, ketamina, etomidato, antidepresivos sedantes, antihistamínicos y antihipertensivos de acción central. Midazolam disminuye la concentración alveolar mínima de anestésicos inhalados. Puede ocurrir un incremento en los efectos sedantes, respiratorios y hemodinámicos cuando se coadministra midazolam con cualquier agente depresor de acción central incluyendo alcohol; por lo tanto, debe llevarse un adecuado monitoreo de signos vitales. El alcohol debe evitarse en pacientes que se les administre midazolam (v. Advertencias y Precauciones generales). Ha sido demostrado que la anestesia espinal puede incrementar el efecto sedante de midazolam intravenoso. Por lo tanto, la dosis de midazolam se deberá disminuir. También, cuando son administrados intramuscularmente la lidocaína y bupivacaina respectivamente, la dosis de midazolam IV requerida para sedación se reduce. Los medicamentos que incrementan la alerta/memoria, como el inhibidor de acetilcolina: fisostigmina, invierten los efectos hipnóticos de midazolam. De manera similar, 250 mg de cafeína invierten parcialmente los efectos sedantes de midazolam.

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han reportado hasta la fecha.

Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se tiene información disponible.

Dosis y vía de administración: Dosis estándar: midazolam es un agente sedante potente que requiere de individualización de la dosis y administración lenta. La dosis debe ser individualizada y se recomienda enfáticamente titular para obtener con seguridad el nivel deseado de sedación, dependiendo de las necesidades, clínicas, el estado físico, la edad y el uso de medicamentos concomitantes. En adultos mayores de 60 años de edad, así como en pacientes críticamente enfermos, de alto riesgo y pacientes pediátricos, la dosis debe ser determinada con precaución y deben tomarse en cuenta los factores de riesgo relacionados a cada paciente. El medicamento hace efecto alrededor de los 2 minutos después de una inyección intravenosa. El efecto máximo se obtiene alrededor de 5 a 10 minutos. Las dosis estándares se proporcionan en la siguiente tabla. Los detalles adicionales se dan en la información siguiente a la tabla.

Sedación del estado de conciencia: para la sedación basal (del estado de conciencia) previo a intervenciones diagnósticas o quirúrgicas, DORMICUM®se administra por vía IV. La dosis debe ser individualizada y fraccionada, no debiéndose administrar en forma rápida o en inyección única en bolo. El inicio de la sedación puede variar individualmente, dependiendo del estado físico del paciente y de las circunstancias detalladas de la dosis (tales como la velocidad de administración, la cantidad de dosis). De ser necesario, las dosis subsecuentes pueden administrarse de acuerdo a las necesidades individuales. Se requieren precauciones especiales para la indicación de sedación del estado de conciencia en pacientes con disfunciones respiratorias (v. Advertencias y Precauciones generales). Adultos:la inyección IV de DORMICUM®debe realizarse lentamente, a una velocidad de aproximadamente 1 mg en 30 segundos. En adultos menores de 60 años de edad, la dosis inicial es de 2 a 2,5 mg administrada 5 a 10 minutos antes del inicio del procedimiento. Puede ser necesaria la administración de dosis adicionales de 1 mg. El promedio de la dosis total ha sido encontrado en el rango de 3,5 a 7,5 mg. Usualmente, no es necesaria una dosis total mayor de 5,0 mg. En adultos mayores de 60 años de edad y en pacientes críticamente enfermos, de alto riesgo, la dosis inicial debe disminuirse de 0,5-1,0 mg y administrarse 5 a 10 minutos antes del inicio del procedimiento. Puede ser necesaria la administración de dosis adicionales de 0,5 a 1 mg. Debido a que en estos pacientes el efecto máximo puede alcanzarse con menos rápidez, las dosis adicionales de DORMICUM®deben fraccionarse con más lentitud y con cuidado. Usualmente, no es necesaria una dosis total mayor de 3,5 mg. Pediátricos: administración IV:la dosis de DORMICUM®deberá fraccionarse lentamente hasta obtener el efecto clínico deseado. La dosis inicial de DORMICUM®debe ser administrada durante 2 a 3 minutos y es recomendable esperar de 2 a 5 minutos adicionales para evaluar completamente el efecto sedante, antes de iniciar un procedimiento o repetir una dosis. Si es necesaria una sedación adicional, continuar con dosis fraccionadas en pequeños incrementos hasta obtener el nivel apropiado de sedación. En lactantes y niños menores de 5 años de edad se puede requerir de dosis substancialmente mayores que en niños mayores y adolescentes. 1. Pacientes menores de 6 meses de edad: los pacientes menores de 6 meses de edad son particularmente vulnerables a la obstrucción de vías aéreas e hipoventilación. Por esta razón, la sedación del estado de conciencia en niños menores de 6 meses no es recomendable, a menos que los beneficios sean mayores que los riesgos. En algunos casos, es esencial el fraccionamiento con pequeños incrementos para efecto clínico y monitoreo cuidadoso. 2. Pacientes pediátricos ≥ 6 meses a 5 años de edad:la dosis inicial es de 0,05 a 0,1 mg/kg. Puede ser necesaria una dosis total hasta de 0,6 mg/kg para alcanzar los niveles deseados pero el total de la dosis no deberá excederse de 6 mg. La sedación prolongada y el riesgo de hipoventilación pueden estar asociados a dosis altas (v. Advertencias y Precauciones generales). 3. Pacientes pediátricos de 6 a 12 años de edad:la dosis inicial es de 0,025 a 0,05 mg/kg. Una dosis total de 0,4 mg/kg, hasta un máximo de 10 mg puede ser necesaria. La sedación prolongada y el riesgo de hipoventilación pueden estar asociados a dosis altas (v. Advertencias y Precauciones generales). 4. Pacientes pediátricos de 13 a 16 años de edad:utilizar la dosis recomendada en los adultos. Administración rectal (pediátricos >6 meses): el total de la dosis de DORMICUM®está en el rango de 0,3-0,5 mg/kg. Evitar el repetir la administración rectal; la dosis total debe ser administrada una sola vez. No es recomendable el uso en menores de 6 meses de edad, ya que la información disponible sobre esta población es limitada. Para la administración rectal de DORMICUM®, ver Instrucciones especiales de dosificación. Administración IM (pediátricos 1-16 años): la dosis recomendada es de 0,05 a 0,15 mg/kg administrada 5 a 10 minutos antes del inicio del procedimiento. Usualmente, no es necesaria una dosis total mayor de 10,0 mg. Esta ruta sólo debe ser usada en casos excepcionales. La administración rectal debe ser preferible, ya que la inyección IM puede ser dolorosa. En pediátricos con un peso menor de 15 kg, no es recomendable administrar soluciones de midazolam con concentraciones mayores que 1 mg/ml. Altas concentraciones deben ser diluidas a 1 mg/ml. Premedicación-anestesia: la premedicación con DORMICUM®administrada poco antes de un procedimiento produce sedación (inducción del sueño o somnolencia y alivio de la angustia) y alteración de la memoria en el preoperatorio. DORMICUM®también puede administrarse en combinación con anticolinérgicos. Para esta indicación, DORMICUM®debe administrarse por vía IV o IM (profunda en una masa grande de músculo, de 20 a 60 minutos antes de la inducción de la anestesia) o preferentemente por vía rectal en pediátricos (v. Administración rectal). Es necesaria una observación adecuada del paciente después de la administración ya que existen variaciones de la sensibilidad interindividual y pueden aparecer síntomas de sobredosis. Adultos: para la sedación preoperatoria y para alterar la memoria de los eventos preoperatorios, la dosis recomendada en adultos de Estado Físico I y II de ASA y pacientes menores de 60 años es de 1-2 mg IV repitiéndose, si se necesita, de 0,07 a 0,1 mg/kg IM. La dosis debe ser disminuida e individualizada cuando se administra DORMICUM®a los adultos mayores de 60 años de edad, pacientes críticamente enfermos y de alto riesgo. La dosis IV inicial recomendada es de 0,5 mg y debe titularse lentamente en aumento según se necesite. Para evaluar el efecto completo, debe esperar de 2-3 minutos entre las dosis. Se recomienda una dosis IM de 0,025 a 0,05 mg/kg si no existe la administración concomitante de narcóticos. La dosis usual es de 2 a 3 mg. Pediátricos: administración rectal ( >6 meses): la dosis total de DORMICUM®, usualmente 0,4 mg/kg, con un rango entre 0,3 y 0,5 mg/kg, debe ser administrada 20 a 30 minutos antes de la inducción de la anestesia. Para la administración rectal de DORMICUM®, ver Instrucciones especiales de dosificación. El uso en menores de 6 meses de edad no es recomendable, ya que la información disponible es limitada. Administración IM (1-15 años): como la administración IM puede ser dolorosa, esta vía debe ser usada sólo en casos excepcionales. La administración rectal debe ser preferible. Sin embargo el rango de dosificación de 0,08 a 0,2 mg/kg de DORMICUM®administrado por vía IM, ha demostrado ser efectivo y seguro. En niños con edad entre 1 y 15 años, se requiere de dosis proporcionalmente más altas que en los adultos en relación al peso corporal. Se recomienda que DORMICUM®se administre en forma profunda en una masa mayor de músculo, 30 a 60 minutos antes de la inducción de la anestesia. En pediátricos con un peso menor a 15 kg, las soluciones de midazolam con concentraciones mayores a 1 mg/kg no son recomendables. Altas concentraciones deben ser diluidas a 1 mg/ml. Inducción de anestesia: adultos: si se utiliza DORMICUM®para la inducción de la anestesia antes de la administración de otros agentes anestésicos, la respuesta individual es variable. La dosis deberá fraccionarse hasta obtener el efecto deseado, de acuerdo con la edad y estado clínico del paciente. Cuando se utiliza DORMICUM®antes o en combinación con otros agentes IV o de inhalación para la inducción de la anestesia, la dosis inicial de cada agente puede ser significativamente disminuida, en ocasiones hasta un 25% de la dosis inicial usual de los agentes individuales. El nivel deseado de anestesia se alcanza con la administración de dosis graduales. La dosis de inducción IV de DORMICUM®debe administrarse lentamente en incrementos. Cada incremento no mayor de 5 mg debe ser inyectado durante 20 a 30 segundos, permitiendo intervalos de 2 minutos entre los sucesivos incrementos. Adultos menores de 60 años: una dosis de 0,2 mg/kg administrada IV durante 20 a 30 segundos, dejando 2 minutos para observar el efecto será usualmente suficiente. En pacientes no premedicados, la dosis puede ser más alta (0,3 a 0,35 mg/kg), administrada IV durante 20 a 30 segundos, y permitiendo aproximadamente 2 minutos para observar el efecto. Si se requiere p

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con DORMICUM .

4