Medicamentos

PIPORTIL L-4 - Laboratorio Sanofi Aventis

Laboratorio Sanofi Aventis Medicamento / Fármaco PIPORTIL L-4

Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable. Cada ampolleta contiene: éster palmítico de pipotiazina 25 mg y 100 mg, vehículo cbp 1 ml y 4 ml.

Indicaciones terapéuticas: Neuroléptico fenotiazínico indicado en psicosis crónicas, particularmente: esquizofrenia, independientemente del cuadro clínico, psicosis alucinatoria crónica, estados crónicos de alucinaciones coléricas o interpretacionales.

Farmacocinética y farmacodinamia: PIPORTIL®L-4 es un neuroléptico fenotiazínico con acción prolongada. La pipotiazina, el principio activo de PIPORTIL®L-4, se libera lenta y gradualmente en el sitio de inyección, por hidrólisis del éster. La diferencia principal entre la pipotiazina y su éster palmítico (PIPORTIL®L-4) radica en la cinética de acción, la cual permite el cambio de una dosis oral administrada diariamente a una dosis intramuscular administrada cada 4 semanas. El PIPORTIL®L-4 se elimina por la orina y sobre todo por las heces vía excreción biliar, en forma de pipotiazina bioformada. Los ésteres de pipotiazina exhiben las siguientes propiedades que contribuyen a su eficacia terapéutica: potente actividad sobre procesos psicóticos. Ligero efecto sedante.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la pipotiazina o a los componentes de la fórmula. Riesgo de glaucoma de ángulo cerrado. Riesgo de retención urinaria debida a trastornos uretroprostáticos. Enfermedad de Parkinson. Historia de agranulocitosis, porfiria. Asociación con levodopa (ver Interacciones medicamentosas y de otro género). Lactancia.

Precauciones generales: Síndrome maligno neuroléptico:el tratamiento con PIPORTIL®L-4 debe ser descontinuado inmediatamente en caso de fiebre inexplicable, debido a que esto puede ser un síntoma de síndrome maligno neuroléptico el cual ha sido descrito con la terapia neuroléptica, y cuyas manifestaciones clínicas incluyen palidez, hipertermia y disfunción autónoma. Aun cuando este efecto de los neurolépticos puede ser de origen idiosincrático, los factores predisponentes incluyen la deshidratación o las enfermedades cerebrales orgánicas. En caso de fiebre o infección debe realizarse un hemograma, debido a que se ha reportado que se presenta agranulocitosis. Precauciones para el uso:debido a que puede variar la susceptibilidad individual a los derivados de la pipotiazina, se recomienda valorar la eficacia y tolerabilidad de PIPORTIL®L-4 en cada paciente, iniciando la terapia con dosis bajas en un hospital, y continuando el tratamiento en el paciente ambulatorio bajo estrecha supervisión médica. Debe supervisarse estrechamente, y posiblemente monitorearse el EEG en los pacientes epilépticos, debido a una posible disminución del umbral epiléptico. El consumo de alcohol no es aconsejable durante el tratamiento. PIPORTIL®L-4 puede ser usado con precaución en los pacientes con enfermedad de Parkinson que requieren terapia neuroléptica. También debe tenerse precaución cuando PIPORTIL®L-4 se administra a: sujetos de edad avanzada, debido a su mayor susceptibilidad a la sedación e hipotensión ortostática; pacientes con enfermedades cardiovasculares graves, debido a alteraciones de parámetros electrofisiológicos y hemodinámicos (especialmente hipotensión); pacientes con insuficiencia renal y/o hepática, debido al riesgo de sobredosis. Como con otros neurolépticos, en muy raras ocasiones se han reportado casos de prolongación del intervalo QT. Los neurolépticos fenotiazínicos pueden potenciar la prolongación del intervalo QT, lo que aumenta el riesgo de inicio de las arritmias ventriculares serias del tipo torsades de pointes, que es potencialmente fatal (muerte súbita). La prolongación del QT se exacerba, en particular, en presencia de bradicardia, de hipokalemia, y de prolongación del QT congénita o adquirida (es decir, inducida por fármacos). Si la situación clínica lo permite, se deben realizar evaluaciones médicas y de laboratorio para descartar posibles factores de riesgo, antes de iniciar el tratamiento con un agente neuroléptico y como se considere necesario durante el curso del mismot (vea también Reacciones secundarias y adversas). Los pacientes, especialmente los que conducen vehículos u operan maquinaria, deben ser prevenidos sobre el riesgo de somnolencia asociado con este medicamento, especialmente al inicio del tratamiento. Enfermedad vascular cerebral:en estudios clínicos aleatorizados contra placebo realizados en una población de pacientes de la tercera edad con demencia y tratados con ciertos medicamentos antipsicóticos atípicos, se ha observado aumento de tres veces en el riesgo de eventos cerebrovasculares. El mecanismo de tal aumento en el riesgo no se conoce. No puede excluirse un aumento en el riesgo con otros medicamentos antipsicóticos u otras poblaciones de pacientes. PIPORTIL®L-4 debe usarse con precaución en pacientes con factores de riesgo para enfermedad vascular cerebral. Pacientes ancianos con demencia:los pacientes ancianos con demencia asociada a psicosis tratados con medicamentos antipsicóticos presentan un riesgo incrementado de muerte. El análisis de 17 estudios controlados con placebo (con duración promedio de 10 semanas), en su mayoría en pacientes tomando medicamentos antipsicóticos atípicos, reveló un riesgo de mortalidad para ellos de entre 1,6 a 1,7 veces el riesgo de muerte para los pacientes tratados con placebo. En el transcurso de un estudio controlado típico de 10 semanas, la tasa de mortalidad en los pacientes tratados fue de 4,5% comparado a una tasa de mortalidad de alrededor de 2,6% en el grupo placebo. A pesar de que las causas de muerte en los estudios clínicos con antipsicóticos atípicos fueron diversas, la mayoría de las muertes fueron de origen cardiovascular (por ejemplo, insuficiencia cardíaca, muerte súbita) o infecciosas (por ejemplo, neumonías) por naturaleza. Los estudios observacionales sugieren que, al igual que con los antipsicóticos atípicos, el tratamiento con medicamentos antipsicóticos convencionales puede incrementar la mortalidad. Aún no está claro hasta qué punto estos hallazgos observacionales para el aumento en la mortalidad pueden ser atribuible a los antipsicóticos y que relación guardan con algunas características de los pacientes. Casos de tromboembolismo venoso, algunas veces fatal, han sido reportados con medicamentos antipsicóticos. Por lo tanto, PIPORTIL®L-4 debe ser usado con precaución en pacientes con factores de riesgo para tromboembolismo (vea también Reacciones secundarias y adversas). Precauciones:se ha reportado hiperglucemia o intolerancia a la glucosa en pacientes tratados con PIPORTIL®L-4. Los pacientes con el diagnóstico establecido de diabetes mellitus o factores de riesgo para el desarrollo de diabetes que han iniciado tratamiento con PIPORTIL®L-4, deben tener un monitoreo glucémico apropiado durante el tratamiento (vea también Reacciones secundarias y adversas). Los pacientes, especialmente los que conducen vehículos u operan maquinaria, deben ser prevenidos sobre el riesgo de somnolencia asociado con este fármaco, especialmente al inicio del tratamiento.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo:estudios experimentales realizados en animales no han demostrado evidencia de potencial teratogénico. La teratogenicidad de la pipotiazina no ha sido evaluada en humanos. En lo que concierne a otras pipotiazinas, los resultados de diferentes estudios epidemiológicos prospectivos han sido contradictorios en lo que respecta al riesgo de malformaciones. No se cuenta con datos relacionados con el efecto del tratamiento neuroléptico durante todo el embarazo sobre el desarrollo del cerebro del feto. En los recién nacidos de madres que recibieron tratamiento prolongado con dosis altas de neurolépticos, se ha descrito lo siguiente en raras ocasiones trastornos gastrointestinales asociados a las propiedades atropínicas de las fenotiazinas (distensión abdominal, etc.). Síndrome extrapiramidal. Por consiguiente, si existe potencial teratogénico, parece ser bajo. Es razonable tratar de limitar la duración del tratamiento durante el embarazo. En el embarazo avanzado es preferible, si es posible, reducir la dosis tanto de los neurolépticos, especialmente aquellos con actividad prolongada, como de los fármacos antiparkinsónicos, los cuales potencian los efectos atropínicos de los neurolépticos. La función neurológica y gastrointestinal debe ser monitoreada en el recién nacido. Lactancia:en ausencia de datos sobre la excreción en la leche humana, no se recomienda amamantar durante el tratamiento.

Reacciones secundarias y adversas: Ha habido informes aislados de muerte súbita, con posibles causas de origen cardíaco (véase Advertencias y precauciones), así como casos de muerte súbita inexplicable en los pacientes que recibían neurolépticos fenotiazínicos. Casos de tromboembolismo venoso, incluyendo casos de embolia pulmonar, algunas veces fatal, y casos de trombosis venosa profunda han sido reportados con antipsicóticos (véase Advertencias y precauciones). Intolerancia a la glucosa, hiperglucemia (véase Precauciones). La intensidad de ciertas reacciones adversas varía de acuerdo a las propiedades farmacológicas de cada neuroléptico. Al inicio del tratamiento con dosis bajas: disfunción autónoma: hipotensión ortostática; efectos anticolinérgicos tales como boca seca, estreñimiento, visión borrosa, retención urinaria. Reacciones neuropsiquiátricas: sedación o somnolencia que es más marcada al inicio del tratamiento; indiferencia, reacciones de ansiedad, cambios de humor. Con dosis altas: discinesia temprana (tortícolis espasmódica, crisis oculógiras, trismus, etc.). La discinesia tardía puede presentarse durante la terapia prolongada. Los fármacos antiparkinsónicos anticolinérgicos son ineficaces y pueden exacerbarlos síntomas. Síndrome extrapiramidal:acinesia acompañada o no de hipertonía y, particularmente aliviada por fármacos antiparkinsónicos anticolinérgicos; hipercinesia-hipertonía, excitación motora; acatisia. Trastornos metabólicos y endócrinos: impotencia, frigidez; hiperprolactinemia: amenorrea, galactorrea, ginecomastia; aumento de peso; desregulación térmica; hiperglucemia, deterioro de la tolerancia a la glucosa. En raras ocasiones y no dependientes de la dosis: reacciones cutáneas: reacciones cutáneas alérgicas; fotosensibilización. Trastornos hematológicos:casos raros de agranulocitosis: se recomienda realizar biometrías hemáticas frecuentes; leucopenia. Trastornos oftalmológicos: disminución del tono ocular; depósitos parduscos sobre el segmento anterior del ojo, debido a la acumulación del fármaco, por lo general, sin efectos sobre la visión;otras:serología positiva para anticuerpos antinucleares sin lupus eritematoso sistémico clínicamente manifiesto; posibilidad de ictericia colestásica. Otras reacciones: prolongación del intervalo QT. Constipación y aun íleo paralítico. Ha habido informes aislados de muerte súbita, con posibles causas de origen cardíaco (véase Precauciones generales), así como casos de muerte súbita inexplicable, en los pacientes que recibían neurolépticos fenotiazínicos.

Interacciones medicamentosas y de otro género: Combinaciones de fármacos contraindicadas: levodopa:existe antagonismo recíproco entre la levodopa y los neurolépticos. Los pacientes con síndrome extrapiramidal que estén recibiendo terapia neuroléptica no deben ser tratados con levodopa, ya que ésta puede causar inhibición y pérdida de la actividad neuroléptica; en su lugar debe usarse un fármaco anticolinérgico. Si es necesaria la terapia neuroléptica en los pacientes con enfermedad de Parkinson tratados con levodopa, es ilógico continuar la administración de levodopa debido a que exacerba los trastornos psicóticos, y no puede actuar sobre los receptores que se encuentran bloqueados por los neurolépticos. Combinaciones de fármacos no recomendadas:alcohol:se acentúa el efecto sedante de los neurolépticos (ver Precauciones generales). Se recomienda evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de medicamentos que contengan alcohol. Guanetidina y sustancias relacionadas: se inhibe la actividad antihipertensiva de la guanetidina, debido a la inhibición de la captura de guanetidina por las fibras nerviosas simpáticas, su sitio de acción. Es aconsejable usar otro fármaco antihipertensivo. Sultoprida:se incrementa el riesgo de arritmias ventriculares, particularmente de las taquirritmias helicoidales, debido a efectos electrofisiológicos aditivos.Combinaciones de fármacos a ser tomadas en cuenta:antihipertensivos (todos):se incrementa de manera aditiva la actividad antihipertensiva y el riesgo de hipotensión ortostática. Para la guanetidina, ver arriba. Otros depresores del sistema nervioso central como los derivados de la morfina (analgésicos y antitusivos), la mayoría de los antihistamínicos H1, los barbitúricos, las benzodiacepinas, los ansiolíticos no-benzodiacepínicos, la clonidina y sustancias relacionadas: se incrementa la depresión del sistema nervioso central, lo cual puede tener consecuencias serias, especialmente cuando se conduce u opera maquinaria. Atropina y otras sustancias atropínicas (como el antidepresivo imipramina, la mayoría de los antihistamínicos H1, los fármacos antiparkinsónicos anticolinérgicos, los espasmolíticos de atropina y la disopiramida) se acentúan los efectos atropínicos indeseables (retención urinaria, estreñimiento, sequedad de boca, etc.).

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Las fenotiazinas pueden producir anulación de la respuesta a la gonadorrelina debido al aumento de las concentraciones séricas de prolactina. Resultados falsos-positivos o falsos-negativos en las pruebas inmunológicas de embarazo. Reducción de la secreción de la hormona ACTH (prueba de metirapona). Resultados falsos-positivos en pruebas de bilirrubina en orina. Serología positiva para anticuerpos antinucleares sin lupus eritematoso sistémico clínicamente manifiesto.

Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Estudios experimentales realizados en animales no han demostrado evidencia de potencial teratogénico. La teratogenicidad de la pipotiazina no ha sido evaluada en humanos. En lo que concierne a otras pipotiazinas, los resultados de diferentes estudios epidemiológicos prospectivos han sido contradictorios en lo que respecta al riesgo de malformaciones. No se cuenta con datos relacionados con el efecto del tratamiento neuroléptico durante todo el embarazo en el desarrollo del cerebro del feto. En los recién nacidos de madres que recibieron tratamiento prolongado con dosis altas de neurolépticos, se ha descrito en raras ocasiones, lo siguiente: trastornos gastrointestinales asociados a las propiedades atropínicas de las fenotiazinas (distensión abdominal, etc.), síndrome extrapiramidal. Por consiguiente, si existe potencial teratogénico, parece ser bajo. Es razonable tratar de limitar la duración del tratamiento durante el embarazo. En el embarazo avanzado es preferible, si es posible, reducir la dosis tanto de los neurolépticos, especialmente aquellos con actividad prolongada, como de los fármacos antiparkinsónicos, los cuales potencian los efectos atropínicos de los neurolépticos. La función neurológica y gastrointestinal debe ser monitoreada en el recién nacido.

Dosis y vía de administración: Adultos:la dosis promedio es de 75 mg por vía intramuscular. Esta dosis puede variar entre 25 mg y 200 mg de acuerdo a la gravedad de los síntomas y a la respuesta del paciente. Sujetos de edad avanzada pacientes con epilepsia, encefalopatía, alcoholismo o desequilibrio psicológico: la dosis administrada inicialmente debe ser baja (aproximadamente 25 mg), e incrementarse gradualmente si es necesario. Niños:la dosis de inicio es de ente 12,5 y 50 mg, dependiendo de la edad, pero sin exceder 25 a 100 mg. PIPORTIL®L-4 debe administrarse aproximadamente cada 4 semanas. Modo de administración:PIPORTIL®L-4 se administra por inyección intramuscular profunda. No debe usarse la vía intravenosa. Por lo general, el tratamiento se inicia en hospital aunque también puede iniciarse de manera ambulatoria. En la mayoría de los casos, la administración de PIPORTIL®L-4 se usa después de una terapia neuroléptica oral. En los pacientes que no hayan recibido previamente algún tratamiento con neurolépticos, debe valorarse primero la tolerancia a un neuroléptico principal, tanto con formas farmacéuticas orales como intramusculares.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: La sobredosis puede causar síndrome de Parkinson grave y coma. El tratamiento debe ser sintomático, en una unidad especializada.

Presentación(es): Caja con 1 y 3 ampolletas de 25 mg/1 ml. Cajas con 1 y 5 ampolletas de 100 mg/4 ml.

Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en lactancia. Literatura exclusiva para médicos.

Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en España por: Aventis Pharma S.A. Avenida de Leganés, 62, 28925 Alcorcón, Madrid, España. Acondicionado y distribuido en México por: Sanofi-Aventis de México S.A. de C.V. Acueducto del Alto Lerma No. 252740 Zona Industrial Ocoyoacac, Edo. de México. ®Marca registrada.

Número de registro del medicamento: 79390 SSA IV.

Clave de IPPA: GEAR-07350122760005/RM2007

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con PIPORTIL L-4 .

1