Medicamentos

ENTEROMICIN - Laboratorio Silanes

Laboratorio Silanes Medicamento / Fármaco ENTEROMICIN

Forma farmacéutica y formulación: Cada cápsula contiene: Cloramfenicol 500 mg, excipiente c.b.p. 1 cápsula.

Indicaciones terapéuticas: ENTEROMICIN* es un antibiótico de amplio espectro, indicado en tifoidea, paratifoidea, infecciones severas (meningitis, endocarditis, abscesos cerebrales, etc.) causadas por microorganismos susceptibles (H. influenzae, Listeria, E. Coli, Klebsiella, Estafilococo), así como infecciones causadas por Brucellas o Rickettsias.

Farmacocinética y farmacodinamia: El cloramfenicol tiene acción bacteriostática y en concentraciones elevadas o en gérmenes altamente susceptibles puede tener acción bactericida. Cloramfenicol es liposoluble, difunde a través de la membrana celular bacteriana y se une reversiblemente a la subunidad 50s de los ribosomas bacterianos, donde evita la transferencia de aminoácidos a las cadenas peptídicas en formación, quizá por supresión de la actividad de la peptidiltransferasa, inhibiendo de este modo la formación del enlace peptídico y la síntesis de proteína subsiguiente. Inhibe la misma unidad ribosomal (inhibe la síntesis proteica) de la eritromicina y la clindamicina. ENTEROMICIN* por vía oral es absorbido rápidamente alcanzando una Biodisponibilidad de 90 a 100%. Posterior a la ingestión de 1 g de cloramfenicol base en adultos sanos se obtienen concentraciones pico entre 10 y 20 mcg/ml en tmáxde 2 a 4 horas. El cloramfenicol se une a las proteínas entre 50 y 80% y se distribuye ampliamente a hígado y riñón. Su concentración en líquido cefalorraquídeo y cerebro es de la mitad de la concentración sérica. Se distribuye en la mayoría de los tejidos incluyendo saliva, líquido pleural, líquido sinovial y humores vítreo y acuoso. Se alcanzan concentraciones de 21 a 50% en sistema nervioso central. El 90% del fármaco se metaboliza e inactiva en hígado por la glucuroniltransferasa y puede presentar amplia variabilidad biológica. Tiene un metabolito monoglucurónido que es inactivo. La hidrólisis de cloramfenicol a succinato de cloramfenicol puede ser incompleta, lo que puede explicar el alto grado de variabilidad en pacientes pediátricos. Se excreta a través de la orina (por filtración glomerular) entre un 5 y un 15% de la dosis como fármaco sin cambio y el resto es excretado por secreción tubular como metabolitos inactivos, primeramente el glucurónido. En adultos con función renal y hepática normal, se excreta en tres días, por orina un 68 a 99% de una dosis oral única. Por vía fecal/biliar se excreta del 2 al 4% en forma inalterada después de la administración V.O. En la leche materna, se excreta en altas concentraciones (50% de los niveles sanguíneos). La diálisis no elimina de la sangre cantidades significativas de cloramfenicol. La concentración plasmática de cloramfenicol no es afectada por la diálisis peritoneal y sólo pequeñas dosis son removidas por la hemodiálisis. La vida media de eliminación de ENTEROMICIN* es de 1.6 a 3.3 horas. La vida media plasmática es prolongada en pacientes con disfunción hepática, mientras que en pacientes con insuficiencia renal la vida media no es muy prolongada (3 a 7 horas).

Contraindicaciones: Hipersensibilidad al cloramfenicol, embarazo, mujeres lactando, discrasias sanguíneas. No deberá utilizarse en el tratamiento de infecciones triviales, como resfriado, gripe, infecciones faríngeas, ni como agente profiláctico para evitar infecciones bacterianas.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Atraviesa fácilmente la placenta; las concentraciones séricas fetales pueden ser de 30 a 100% de las concentraciones séricas maternas. Aunque no se han descrito defectos congénitos en humanos, no se recomienda su uso en el embarazo, debido a su toxicidad potencial. Su administración cerca del término del embarazo puede desencadenar síndrome gris en el RN y posible muerte por colapso cardiovascular. Se excreta en la leche materna en concentraciones de 2.8 a 6.1 mcg/ml. No se recomienda su uso en madres lactantes debido a los probables efectos adversos. La cantidad de fármaco eliminada por leche materna no es suficiente para causar síndrome gris al lactante, pero sí depresión de la médula ósea, somnolencia y vómitos después de la alimentación, así como rechazo de la misma.

Reacciones secundarias y adversas: Comúnmente la administración de cloramfenicol produce pocos efectos adversos, sin embargo en algunos pacientes puede ocasionar: Discrasias sanguíneas: Anemia:es el más común de los efectos tóxicos del cloramfenicol, cuando se alcanzan concentraciones de 25 mcg/ml, sobre todo con altas dosis o tratamientos largos. La captación de hierro es inhibida por la depresión medular originando reticulopenia, disminución de la hemoglobina, incremento del hierro plasmático, trombocitopenia y leucopenia. Se han reportado casos de anemia hemolítica. La anemia aplástica es rara (1/40,000 a 1/100,000), pero generalmente fatal, no está relacionada con la dosis, tiempo de tratamiento ni vía de administración, que parece ser genéticamente predispuesta. Se ha reportado leucopenia asociada a trombocitopenia o anemia. Síndrome gris:se presenta en niños (por incapacidad metabólica) o en adultos por sobredosificación o enfermedad hepática concomitante. Reacciones gastrointestinales: en una baja proporción de casos pueden presentarse náusea, vómito, glositis, estomatitis, enterocolitis y diarrea. Reacciones neurotóxicas: se han reportado casos en forma esporádica de cefalea, neurítis leve, confusión mental, depresión leve y delirio. Neuritis periférica y neuritis óptica después de tratamientos prolongados, si ocurren debe interrumpirse de inmediato la administración del fármaco, son reversibles y responden bien a la administración de Vitminas B6y B12. Reacciones de hipersensibilidad: puede presentarse fiebre, erupciones maculares y vesiculares, angioedema, urticaria y anafilaxis. Síndrome de Stevens-Johnson. Reacción de Jarisch-Herxheimer (fiebre, exacerbación de lesiones cutáneas, cefalea, mialgias, artralgias, náusea, vómito).

Interacciones medicamentosas y de otro género: El metabolismo y la eliminación de tolbutamida, glimepirida, clorpropamida, ciclofosfamida, difenilhidantoína y derivados cumarínicos son demorados. La administración concomitante de fenobarbital puede requerir mayor dosis de cloramfenicol. El paracetamol puede aumentar, disminuir o no modificar la vida media de eliminación de cloramfenicol. El cloramfenicol disminuye la respuesta hematológica de la B12. Su coadministración con penicilina, rifampicina, amoxicilina puede disminuir el efecto antibacteriano de los fármacos. Asimismo disminuye la respuesta inmunológica al toxoide tetánico.

Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: ENTEROMICIN* puede causar falsos incrementos o disminuciones en las determinaciones de nitrógeno ureico.

Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Estudios de carcinogenicidad, teratogénesis y mutagenesis realizados en ratones y ratas a lo largo de toda su vida no mostraron ninguna alteración relacionada con el fármaco.

Precauciones: El cloramfenicol administrado por cualquier vía puede ocasionar alteraciones hemáticas y aún anemia aplástica. Debe evitarse el empleo de cloramfenicol en padecimientos leves como: resfriados, amigdalitis, rinitis, diarrea y en padecimientos que pueden ser tratados con otros medicamentos menos peligrosos. Efectuar estudios sanguíneos adecuados y periódicos para detectar oportunamente cualquier alteración en la fórmula hemática e interrumpir, en caso necesario de inmediato la medicación. El tratamiento deberá prolongarse únicamente durante el tiempo necesario para lograr la curación y evitar en lo posible las recaídas. Siempre que sea posible deberán evitarse los cursos repetidos de tratamiento. Se deberá evitar el empleo concomitante de otros fármacos que puedan ocasionar depresión de la médula ósea. Si durante el tratamiento se presentan infecciones secundarias por microorganismos no susceptibles, particularmente hongos, se suspenderá la medicación y se tomarán las medidas adecuadas. Vigilar estrechamente a pacientes con enfermedad hepática (cirrosis, ascitis o ictericia), así como insuficiencia hepática y/o renal

Dosis y vía de administración: Adolecentes y adultos 1 cápsula (500 mg) cada 6 u 8 horas. No pasar de 3 g al día.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se conoce antídoto específico. Se recomienda tratamiento sintomático y medidas de sostén. La diálisis no elimina de la sangre cantidades significativas de cloramfenicol. Se ha descrito que la hemoperfusión a través de carbón disminuye las concentraciones sanguíneas en lactante. La concentración plasmática de cloramfenicol no es afectada por la diálisis peritoneal y sólo pequeñas cantidades son removidas por la hemodiálisis.

Presentación(es): Caja con 20 cápsulas de 500 mg.

Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese en lugar seco y fresco.

Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica.

Nombre y domicilio del laboratorio: Laboratorios Silanes, S.A. de C.V. Amores 1304 - Col. del Valle. 03100 - México, D.F. *Marca Registrada.

Número de registro del medicamento: 46363 SSA.

Clave de IPPA: AEAR-309928/2000.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con ENTEROMICIN .

3